Confirman que la víctima del crimen en City Center era un gerente bancario

Enrique Elsino fue sorprendido por los disparos de noche durante una salida con su esposa.

Mientras la Fiscalía continuaba con medidas para esclarecer el ataque a balazos contra el casino de Rosario, este domingo trascendió que la víctima fatal era un gerente del Banco Nación.

Fuentes judiciales informaron que luego del asesinato se pidió la autopsia del cuerpo para confirmar la cantidad de disparos que recibió.

El hombre que quedó tendido en el balcón para fumadores del ala este de City Center tenía 64 años y había viajado con su esposa al complejo ubicado frente al acceso a la autopista a Buenos Aires.

Leer más: Dispararon contra el Casino City Center de Rosario y mataron a una persona

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron por la mañana que se trataba de Enrique Elsino, aunque aclararon que aún no habían podido entrevistar a sus familiares en el marco de la investigación.

Fuentes ligadas a la pesquisa plantearon desde el primer momento que el contador herido en la cabeza no parecía ser el blanco de los tiradores. De hecho, la frondosa arboleda que se levanta entre la calle por donde pasaron y el ventanal perforado por las balas hace difícil sostener que hayan tenido un objetivo definido.

“Parece más un hecho que busca generar terror en la población que otra cosa. He allí entonces su peligrosidad”, señaló por la tarde el diputado provincial Carlos Del Frade.

Elsino estaba a cargo de la sucursal que el Banco Nación inauguró en 2017 en Las Parejas, unos 90 kilómetros al oeste de la Cuna de la Bandera. El fiscal Luis Schiappa Pietra estableció que había ido al casino como un visitante más, ya que a la hora de seguir sus últimos movimientos por el sistema de videovigilancia no advertían que hubiera algún tipo de pelea o discusión.

Así, la tarea del MPA seguía dirigida en primera instancia a identificar el vehículo en el que se desplazaban los agresores, ya que las cámaras tomaron el paso de varios autos en el momento de los disparos y ninguno llegó a frenar o hacer alguna maniobra que permitiera divisarlos con claridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *