“De los globos a la realidad”

En su comentario en “Un Día Perfecto”, Martín Sperati se refirió a la realidad que enfrenta el gobierno de Macri y la situación compleja que vive el conjunto de la sociedad. “La gente no llega a fin de mes”

Martín Sperati en “Un Día Perfecto”

“Cuando hablamos de inflación, hablamos de menores posibilidades, desigualdad y de la calidad de vida que un ciudadano pierde porque aumenta todo y el salario no acompaña”

En el gobierno nacional tenemos a un equipo económico que lamentablemente no ha pegado una en dos años y medio. Tenemos declaraciones de algunos de sus ministros, por ejemplo Nicolás Dujovne que aparece como un comentarista de la realidad sin transmitir la ejecución de un plan de acción concreto.

El único responsable es el presidente de la República, Mauricio Macri en esta mala manera de administrar y de un mal modelo de gestión que agravó los problemas heredados y que no ha podido encontrarle la vuelta, lastimosamente, a este presente.

El presidente tiene dos conceptos que la realidad le están demostrando que son equivocados. Primero porque pensó que su gobierno fuera algo así como una empresa, y la política de un país no es una empresa.

Segundo, esta idea de atomizar los ministerios y esperar que cada uno vaya a su despacho a llevarle una solución.

Este gobierno tenía que enfrentar la pesada herencia y necesitaba la coordinación de sus ministros, no solamente para sortear las tormentas políticas sino las tormentas económicas con un mayor nivel de decisión.

No se puede combatir la inflación con un equipo inconexo. No se puede pretender combatir la inflación con un atraso tarifario de 12 años en 4 años.

“Nadie puede creer en un país que va a tener un nivel potencial de inflación del 50% y una moneda que la soplás y se te dispara”

El presidente pareciera no aprender de sus errores, por eso pasó lo de Iguacel. Un Secretario de estado que un día se levantó y dijo “vamos a aumentar el gas”

Las empresas pueden aumentar todo lo que quieran pero la gente no lo puede pagar. La diferencia de manejar una empresa y manejar un país. En una empresa se puede aumentar el valor de un producto y está en la gente si se lo compra o no. El país no es eso. En este caso la gente no tiene escapatoria.

La realidad de la gestión de Macri en la que habla de un futuro mejor en medio de un presente peor.

Mirá el comentario completo