El Papa bendijo y mandó más de 50 rosarios a militares detenidos por delitos de lesa humanidad

Son para los detenidos en Campo de Mayo y en Ezeiza. Francisco se los enviará a través del obispo castrense Santiago Olivera.

El papa Francisco bendijo más de 50 rosarios para que les sean entregados a varios militares que están detenidos en la Argentina por causas de delitos de lesa humanidad.

El encargado de entregar los rosarios a los ex integrantes de las Fuerzas Armadas acusados por los delitos perpetrados en la última dictadura militar es el obispo castrense Santiago Olivera.

“Algunos me reclamaban por qué a Milagro Sala​ sí y a ellos no y el Papa me bendijo y entregó más de cincuenta rosarios para que sean enviados a los militares que están presos en la cárcel de Campo de Mayo, de Ezeiza o están en sus casas detenidos”, reconoció Olivera consultado por el diario La Nación.

A su vez, el obispo agregó que la voluntad del Papa es que con esos rosarios los militares acusados “sigan rezando”.

“En marzo van a ser tres años que el Papa me nombró como obispo castrense y hablamos de mi cargo y de mi servicio, que no es fácil vista la historia reciente de la Argentina y de la necesidad de que siga trabajando por el encuentro, la justicia y la verdad, sin perder de vista las situaciones de muchos militares detenidos injustamente”, dijo Olivera.

El obispo realizó las declaraciones tras participar de una audiencia con el Papa en la Santa Sede. Según relató, él y Francisco coincidieron al considerar que las prisiones preventivas “exageradas no son justicia”.

“El abuso de la prisión preventiva es injusto no solo para los políticos, sino también para los militares”, subrayó el religioso.