Irán atacó dos bases norteamericanas en Irak como respuesta a la muerte de Soleimani

La guardia revolucionaria islámica de Irán confirmó que atacó las base de Ain al-Asad y de Erbīl en dos oleadas.

Al menos 13 cohetes impactaron en la base aérea de al-Asad, que alberga a las fuerzas estadounidenses, dijo a CNN Qatri al-Obeidi, uno de los comandantes sunitas de las Fuerzas Paramilitares en la cercana ciudad de al-Baghdadi.

“La feroz venganza de los Guardias Revolucionarios ha comenzado”, dijo el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán en un comunicado en un canal de Telegram.

Leer más: La reacción de Trump después del ataque de Irán

El ataque reportado fue el comienzo de lo que Irán había prometido como represalia por el asesinato de un alto comandante de la Guardia Revolucionaria en Bagdad por parte de Estados Unidos la semana pasada.

Los medios de comunicación iraníes informaron el ataque horas después de que el comandante, el mayor general Qassem Suleimani, fue devuelto a su ciudad natal en Irán para ser enterrado.

El ejército estadounidense también confirmó el ataque, aunque no difundió aún cuáles fueron los daños y si hay bajas.

La contraofensiva de Irán se produce con un tiempo similar en la noche en que su general fue asesinado por Estados Unidos la semana pasada y se realizó en dos oleadas de misiles.