Llevó a su perro al peluquero y cuando lo fue a buscar no lo reconoció

Había pedido que le hicieran un “pequeño corte”, pero hubo un malentendido. El animal no regresó a su hogar como la dueña esperaba.

Llevó a su perro a la peluquería y cuando volvió para retirarlo no lo reconoció. Sucedió en Florida, Estados Unidos, luego de que una joven llamada Carley Coca pidiera un corte para Nanuk, su perro de raza samoyedo.

El animal, de siete años, arribó al local con un largo y esponjoso pelo blanco. Al terminar la sesión, la mascota tenía una fina capa de vello.

De acuerdo con Mirror, la dueña de Nanuk pidió tan solo un “recorte” para su perro. Al parecer, hubo un malentendido o un problema de comunicación y el peluquero cortó más de lo pensado. Tanto cortó que el animal debió utilizar crema solar por un tiempo hasta que el pelo volvió a crecerle.

Carley contó que al llegar a la peluquería no reconoció a Nanuk. De hecho pasó por su lado y no advirtió que era su mascota. “Cuando lo fui a recoger, literalmente dije en voz alta: ‘Ese no es mi perro’”, contó. “El peluquero me aseguró que era Nanuk e incluso tuve que llamarlo para verificar, pero parecía una raza completamente diferente”, explicó.

A pesar del descontento de la mujer, el animal estaba feliz. “Realmente fue horrible, porque el hombre que lo había preparado estaba obviamente muy orgulloso de su trabajo, así que sentí que tenía que sonreír”, dijo la mujer.

En total, el pelo de Nanuk tardó un año en volver a crecer. Para que el perro estuviera protegido, la dueña y su esposo debieron cuidarlo mucho. Más allá de colocarle protector solar, llegaron a ponerle una camiseta. De modo tal, el perro estuvo en buen estado hasta que su pelaje volvió a cubrirlo.