Según estudio, el 41% del precio de los alimentos son impuestos

El precio final de los alimentos corresponde al costo impositivo que hay detrás de cada producto.

En agosto de 2019, Mauricio Macri quitó el IVA a los alimentos de la canasta básica para impedir que el precio subiera con la inflación. El gobierno de Alberto Fernández no extendió el beneficio luego de su vencimiento y, aunque los supermercadistas acordaron absorber el 14% de la suba, los productos se encarecieron.

Ahora, la vuelta del impuesto reavivó la discusión sobre el peso de los impuestos en los alimentos.

El 41,3% del precio final de los alimentos corresponde al costo impositivo que hay detrás de cada producto, según indagó Clarín mediante un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

En una compra de $3.007,50, se pagan $1.240,89 de costo fiscal de producción, comercialización de los productos e IVA. Este estudio tomó en cuenta los precios del nuevo programa de Precios Cuidados.

Entre las prioridades que el Gobierno fijó en su primer mes de gestión está la lucha contra el hambre, aunque las medidas fiscales nacionales, provinciales y municipales tienden a un aumento del componente impositivo en la producción de alimentos y bebidas que complica el objetivo.