Agentes de tránsito pidieron dos pizzas a cambio de no hacer una multa

El hecho sucedió en la provincia de Catamarca, las trabajadoras fueron denunciadas penalmente.

Las dos empleadas de la Municipalidad de la Capital de Catamarca denunciadas por cobrar coimas a un motociclista fueron finalmente imputadas. La Fiscalía de Delitos contra la Administración Pública les endilgó el delito de “exacciones ilegales” (coimas) en base a los elementos de pruebas reunidos.

Las mismas serán indagadas el lunes. Las agentes María Belén Gómez y Patricia Elizabeth Agustoni ya fueron notificadas y citadas a la indagatoria.

La causa se había iniciado en la Fiscalía de Instrucción N°3 a cargo de Federico Maturano, quien ordenó las medidas preliminares. Al determinarse el delito fue girada a la Fiscalía de Delitos contra la Administración Pública a cargo de Facundo Barros Jorrat.

El hecho sucedió el fin de semana pasado y sobre el cual ambas sindicadas ya se expidieron públicamente y negaron lo ocurrido.

Según la denuncia realizada por un cadete de comidas, el viernes a la noche cuando circulaba en la zona alta de la ciudad cometió una infracción, que fue advertida por las dos empleadas de Tránsito. Ambas le habrían solicitado la documentación del rodado y propios y como el hombre no contaba con lo solicitado, le habrían explicado que estaba en infracción y que se le secuestraría la moto. Entonces las mujeres le habrían pedido dos pizzas a cambio de no labrar las actuaciones de rigor. El hombre aceptó y procedieron a intercambiar sus números de celulares para coordinar la entrega. Poco después las denunció penalmente.

Al día siguiente, las mujeres se habrían puesto en contacto con el cadete y a la noche concurrieron al local y exigieron la entrega de las pizzas, “de las mejoras que tengan”. Allí el dueño convocó a la policía. Con la denuncia del cadete, el fiscal tenía conocimiento del hecho por lo que ordenó el secuestro de los celulares de ambas. Las mujeres señalaron que son víctimas de una acusación “falsa”.