Alberto Fernández dijo que no habrá aumentos de tarifas

Además, les pidió “prudencia” a los gremios en las paritarias. El Presidente criticó las figuras de arrepentido y de testigos protegidos y apuntó contra los jueces que se oponen a la reforma jubilatoria.

El presidente Alberto Fernández corrigió públicamente a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y aseguró que “no está en carpeta” un aumento de tarifas a mediados de año. El mandatario aseguró que primero revisarán las “ganancias exorbitantes” que tuvieron las compañías de distribución de electricidad y de gas y “después” analizarán si los argentinos tienen que pagar más.

“Acá hubo una política precisa para llenar los bolsillos de esas empresas en detrimento de los argentinos. El que ganó lo que no debía, ahora va a tener que devolver lo que se llevó indebidamente no aumentando las tarifas de la gente”, declaró en diálogo con AM 750.

En el inicio de las negociaciones paritarias y en medio de las negociaciones con los acreedores por la deuda, el jefe de Estado les pidió paciencia a los gremios. Si bien admitió que la recomposición salarial es una de la prioridades de su administración, planteó que la economía se encuentra en una situación de fragilidad.

“Tenemos que ir recomponiendo el salario real pero dentro de la fragilidad que tiene la economía. Es uno de los objetivos prioritarios, como lo era mejorar las jubilaciones de quienes estaban postergados. Vamos a mejor los salarios pero con mucha prudencia. Les pido un poco de paciencia a los gremios. Han tenido una paciencia inconmensurable en cuatro años, pero me parece que ahora sí hay que tener paciencia”, declaró.

En un extenso reportaje, el mandatario planteó reparos contra el programa de testigos protegidos y contra los arrepentidos. Ambas figuras fueron determinantes en los últimos años para avanzar contra ex funcionarios kirchneristas en las causas de corrupción.

“Hace 30 años que enseño derecho penal en la UBA y a esta lógica de arrepentidos y testigos privilegiados les tengo miedo. Siempre he sido reacio porque en verdad encubren sistemas de explotación de la misera humana y muchas veces conducen a enormes injusticias: para salvarse unos, entierran a otros”, graficó.