Alberto Fernández mantendrá un encuentro con gobernadores para estudiar nuevas restricciones

En el Gobierno nacional preparan medidas que buscan limitar los encuentros nocturnos y aumentar los controles en playas, plazas y bares.

El presidente Alberto Fernández convocó a los gobernadores a una reunión virtual de emergencia, mientras aumenta la preocupación por el crecimiento en los casos de coronavirus en todo el país, con el objetivo de analizar nuevas medidas sanitarias para combatir el avance de la pandemia, particularmente en lugares de veraneo, plazas y bares. El encuentro se realizará este miércoles a las 11.30, por videoconferencia.

Los registros oficiales de los últimos días indican que se avecina una nueva etapa de la pandemia. En ese contexto, Alberto Fernández mantuvo conversaciones telefónicas con algunos gobernadores para transmitir su inquietud y recibir percepciones desde el interior. Según fuentes oficiales, “todos” mostraron miradas “muy coincidentes” en cuanto a la “preocupación” por la situación. “Ven a la gente muy indisciplinada y agresiva ante el reclamo de las autoridades para que respeten protocolos”, informaron.

Leer Más: Cafiero: “Todas las medidas de restricción que tengamos que tomar las vamos a tomar”

En el Gobierno nacional evalúan medidas tendientes a restringir las actividades sociales nocturnas, mientras prefieren evitar el concepto de “toque de queda”, utilizado por varios funcionarios desde que empezaron a circular las primeras versiones sobre las nuevas iniciativas contra el coronavirus. En Casa Rosada y en Olivos se habla de que se avecinan “restricciones sanitarias”, “cierre nocturno” y “control diurno de las fuerzas de seguridad”.

El objetivo principal de las medidas, que aún no están confirmadas y estarán sujetas al resultado del diálogo con los gobernadores, será impedir las aglomeraciones, en especial en sitios de esparcimiento vacacional veraniego, como las playas.

En paralelo, en las ciudades se buscará evitar que haya reuniones sin los cuidados básicos, como el distanciamiento social o el uso de tapabocas en lugares privados, como bares y restaurantes, pero también en sitios públicos, como plazas. Las imágenes de los encuentros en parques abiertos en Nochebuena y Año Nuevo, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano, encendieron las alarmas sobre los lugares públicos como focos de contagio.

Según informó el Ministerio de Salud de la Nación, durante las últimas 24 horas se registró la mayor cifra de contagios desde octubre, con 13.790 nuevos casos positivos de COVID-19. Hasta ahora, el total de infectados llegó a 1.662.730.