Alberto Samid manifestó su dolor por la muerte de Mauro Viale

El empresario aseguró que se siente muy triste por la noticia y rememoró la discusión que tuvieron en 2002

El empresario Alberto Samid recordó al periodista Mauro Viale, con quien protagonizó una pelea histórica en la televisión, y lamentó su fallecimiento tras una neumonía bilateral derivada del Covid-19, a los 73 años de edad.

“Estoy muy triste como estamos todo. Lo veíamos siempre y lo seguíamos en los últimos años. Mauro regalaba salud, se cuidaba en la comida, había gimnasia, se ponía a tres o cuatro metros”, introdujo Samid, en diálogo con Todo Noticias al respecto de los cuidados que tenía el presentador de televisión y radio ante el coronavirus

“Estamos sorprendidos, muy triste por estas desgracias que estamos viviendo permanentemente los argentinos: Mauro Viale, Maradona… Yo y toda mi familia lamentamos muchísimo esta desgracia de la familia Viale, y aprovecho este espacio para mandar mis condolencias más allá del problema que tuvimos en una época”, continuó el empresario de la carne.

Además se refirió al enfrentamiento mediático que suele ser recordado diariamente por usuarios en las redes sociales. “Ese altercado fue hace 20 años. No tenía nada de experiencia en televisión ni comunicación, ahora tampoco, pero comprendí con el tiempo que su trabajo era provocar. Discutimos y estuvieron esos empujones que nos dimos”, expresó.

El viejo enfrentamiento entre Mauro y Samid

Sin lugar a dudas, Mauro Viale y Alberto Samid protagonizaron una de las peleas televisivas más recordadas. El enfrentamiento se produjo el 10 de enero de 2002, al aire de Impacto a las 12 (América), todo comenzó cuando el empresario frigorífico le insistía al conductor para que revelara su nombre real (Mauricio Goldfarb).

En ese momento de tensión, el periodista acusó a quien fuera diputado nacional y asesor del expresidente Carlos Saúl Menem de haber avalado el atentado de la AMIA. Ante esa denuncia, Samid diría una frase que se citaría hasta el cansancio en las redes sociales: “Usted no puede decir semejante barbaridad, se tiene que arrepentir, porque yo no hice nada de eso”.

Lejos de evitar la confrontación, Viale desistió de volver atrás en sus dichos. Una actitud que irritó a su inesperado rival, quien lanzó el primer golpe. Años más tarde, en 2011, Viale aseguró que la pelea continuó en la calle.