domingo, mayo 26, 2024
Deportes

La foto de un triunfo memorable

Las figuras de Colón en la noche de Belo Horizonte se saludaron de una forma muy especial tras lograr la clasificación a la final de la Copa Sudamericana.

Leonardo Burián y Pulga Rodríguez, fundidos en un abrazo muy emocionante en una nueva noche de Copa Sudamericana.

Sin dudas, Colón hizo historia en la noche de Belo Horizonte este jueves al vencer a Atlético Mineiro por penales y meterse en su primer final internacional. Pero ese gran logro en la Copa Sudamericana no hubiese sido posible sin la gran actuación de Leonardo Burián y Luis Miguel Rodríguez, dos de los que pisaron fuerte en al definición desde los doce pasos.

La cuestión es que ambos también regalaron un momento muy especial apenas finalizó el encuentro, luego de darse un abrazo cargado de emociones.

Es que en ese gesto entre dos de los más experimentados en el plantel del Sabalero, estaba la dura realidad que les tocó atravesar recientemente. Claro, el arquero uruguayo perdió a su hermano William Daniel Burián en accidente de tránsito, ocurrido en su Melo natal. Por ese mismo motivo el ex Godoy Cruz había estado ausente en el cruce contra Zulia en Venezuela, por los cuartos de final.

Pulga, por su parte, venía de sufrir hace poco más de una semana el fallecimiento de Pocholo, su papá,tras luchar durante un largo tiempo con una enfermedad. De hecho, en el cruce de ida contra los brasileños, el tucumano había dejado un mensaje muy sentido: “Fueron unos días muy incómodos: el domingo perdí a mi padre, que me dejó muchas enseñanzas. El viejo, desde arriba, nos ayudó a ganar el partido”.