El choripán fue elegido como uno de los mejores cinco sándwiches del mundo

Quedó cuarto en la categoría “Great” del ranking realizado por The Taste Atlas y superando al Lampredotto italiano, al Croque-Monsieur francés y al Avocado Toast.

El choripán, el sándwich más icónico de la Argentina, no solo es el favorito de millones en el país, sino que además deleita el paladar de los extranjeros. Una muestra de esto es la posición que obtuvo en el ranking de los mejores sándwiches del mundo elaborado por el sitio especializado Taste Atlas.

El clásico argentino quedó en el cuarto lugar entre los más valorados por los usuarios dentro de la categoría “Great” (genial), con 4,4 estrellas. Por debajo se ubicaron el Reuben de los Estados Unidos (4.2 estrellas) y el Croque-Monsieur francés (4.1 estrellas).

“Es la comida callejera argentina definitiva”, dicen desde la base de datos de comidas típicas creada por la periodista croata Matija Babic. Taste Atlas funciona como una guía para saber qué comer en cada rincón del mundo y en qué establecimientos gastronómicos se pueden encontrar las mejores versiones de esos platos.

Para describir al choripán, en la página explicaron lo siguiente: “Un sánguche que consiste en una salchicha de chorizo y una variedad de condimentos en un panecillo crujiente. Por lo general, se consume sobre la marcha, ya que se vende principalmente en puestos callejeros en toda América Latina”.

Los primeros puestos en el ranking de los mejores sándwiches del mundo:

  • Montreal smoked meat (Canadá): es una reversión canadiense del pastrón. Elaborado con carne marinada durante diez días en una mezcla de hierbas y especias, luego ahumado y cortado en finas tiras. Se lo acompaña con papas fritas, pickles, coleslaw, mostaza, morrón o aceitunas
  • Roast pork sandiwch (Estados Unidos): un típico sándwich de Filadelfia. Se destaca el pan, que lleva semillas de sésamo y cucharadas de jugo de cocción del cerdo. Además lleva brócoli o espinaca y queso derretido
  • Bocadillo serranito (España): consiste en una viena andaluza con porciones de lomo de cerdo frito y jamón serrano, acompañado con morrón verde frito y tomate