El Gobierno confirmó que no habrá más IFE ni ATP: “Hoy los programas son otros”

El ministro de Economía Martín Guzmán ratificó el fin del Ingreso Familiar de Emergencia y del ATP. El argumento es que los programas fueron implementados durante la etapa del ASPO.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó este viernes que el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) no seguirán durante este 2021, según destacó en su visita a Chaco.

Ambos planes sociales habían sido implementados en el inicio de la pandemia, entre marzo y abril de 2020, pero el Gobierno los dio por finalizados en diciembre. En el caso del IFE, la tercera y última entrega, a cargo de la Anses, se produjo en octubre pasado.

Sin embargo, debido al rebrote de casos en todo el país y la continuidad de la pandemia, se especuló con la posibilidad de que estos programas fueran retomados en los próximos meses. Incluso trascendió que el Gobierno analizaba esta posibilidad, lo que fue luego desmentido por los mismos funcionarios.

En cualquier caso, este viernes Guzmán dio por terminada con cualquier versión de continuidad de los planes durante una visita la provincia de Chaco, en donde fue recibido por el gobernador local, Jorge Capitanich.

En cuanto al programa ATP, el titular del Palacio de Hacienda afirmó que “hay ciertas medidas que se adoptaron en el contexto de las restricciones más fuertes para la circulación. Esas restricciones hoy no están presentes, han cambiado. De modo que las medidas deben ser otras”.

Sobre el ATP

“En cuanto al ATP, se implementó durante 2020 para proteger al trabajo y la producción, y se ha evolucionado a lo que se conoce como el sistema REPRO. Ahora se continuará con este programa, que se ha ampliado para atender las necesidades de los sectores críticos, que son distintos del que constituía el conjunto de sectores críticos al principio de la pandemia”, agregó el ministro.

No hay más IFE

Guzmán también se refirió al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que implementó el Estado en abril pasado destinado a los sectores de menores recursos y que permitió percibir una ayuda de $10.000 pesos a alrededor de 9 millones de personas.

“Lo mismo ocurre con las medidas para proteger a los sectores más vulnerables. El IFE fue una medida para las restricciones más duras en un contexto de circulación que hoy no están. Hoy los programas son otros”, enfatizó en este sentido.