El trabajo legislativo de Diputados en tiempos de pandemia

En base al relevamiento de Despacho Digital, con información oficial de la Cámara de Diputados, te mostramos cómo fue el desempeño de cada legislador en estos primeros meses con el coronavirus a cuesta.

Por Martín Sperati

Lo que no se puede medir no se puede mejorar y por ello el presente informe, elaborado por Despacho Digital en base a información oficial, ofrece un relevamiento cuantitativo de la presentación de proyectos por parte diputados y diputadas provinciales desde el comienzo de este año hasta la fecha, contemplando estos largos meses por la pandemia del coronavirus y destacando que el espíritu del cuerpo fue pelearle a la inactividad, por eso hubo varias sesiones en el paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral.

Si bien es cierto que la cantidad no es sinónimo de calidad, el posicionamiento en el ranking da cuenta del trabajo efectuado por cada uno de los legisladores y constituye un primer indicador para analizar el desempeño en la legislatura santafesina.

Durante estos meses, en la Cámara de Diputados de Santa Fe se han presentado un poco más de 1800 proyectos entre los que se incluyen proyectos de ley, de declaración, de resolución y pedidos de informes. De los cuatro tipos de proyectos mencionados, los más importantes, indudablemente, son los proyectos de ley, no solo por el mayor trabajo que implican para el legislador, sino también porque, de concretarse su sanción definitiva, traen consigo la creación de derechos u obligaciones que producen efectos en la vida de los ciudadanos.

El top ten

Carlos Del Frade, nuevamente se destacó en la cantidad de proyectos presentados. El líder del espacio, Frente Social y Popular presentó 164 iniciativas, en la que se incluye 32 proyectos de Ley, 113 de comunicación, 15 de declaración y 4 de resolución. En cuanto a los temas, el abanico es diverso, yendo desde cuestiones de salud, educativas, comerciales hasta jurídicas. Además, se ocupó de pedir que el Ejecutivo provincial propicie diversas herramientas para combatir la situación de crisis que genera el Covid-19.

La cantidad de normas trabajadas por el legislador representa casi el 10 por ciento de la actividad total de la Cámara Baja (1.869 entre los 50 miembros que la componen) y le sacó más del doble al segundo, Juan Argañaraz que presentó 77 proyectos (53 de comunicación, 18 de declaración, 3 de resolución y 3 de Ley).

Armas Belavi, del espacio Somos Vida y Familia se ubica tercera en cantidad de proyectos presentados: 76 (de los cuales 47 son de comunicación, 12 de resolución, 6 de declaración y 11 de ley). Por su condición como profesional de la Salud, la mayoría de las normas fueron apuntadas al área sanitaria.

En el puesto número cuatro se ubica el justicialista, Oscar “Cachi” Martínez con 69 proyectos presentados al igual que, Damaris Pacchiotti, compañera de banca de Carlos del Frade. Martínez trabajó sobre 30 proyectos de ley, 35 de comunicación, 2 de declaración y 2 de resolución. En tanto, Pacchiotti de Ciudad Futura, aportó 9 iniciativas de ley, 39 de comunicación, 14 de declaración y 7 de resolución.

Agustina Donnet sumó a la estadística parlamentaria 66 normas propias. La legisladora del espacio Igualdad y Participación trabajó sobre 16 proyectos de ley, 40 de comunicación, 5 de declaración y 5 de resolución. En tanto, Gabriel Real se ubica en el puesto 7 con 59 iniciativas presentadas: 11 de ley, 46 de comunicación y 2 de resolución.

Nicolás Mayoraz, Betina Florito, Sergio Basile y Juan Cruz Cándido cierran el top ten de normas presentadas. Mayoraz, del bloque Somos Vida, incluyó 59 proyectos propios, de los cuales 4 fueron de ley, 38 de comunicación, 9 de declaración y 7 de resolución. Por su parte, Florito que integra la otra vertiente del bloque Somos Vida, aportó 54 iniciativas ( 7 de ley, 39 de comunicación, 6 de declaración y 2 de resolución).

En tanto, el radical Basile aportó 52 proyectos de los que se desglosa: 12 de ley, 37 de comunicación, 2 de resolución y 1 de declaración. Por su parte, Cándido cierra la nómina con 51 normas presentadas.

El trabajo legislativo de la Cámara de Diputados en pandemia.

Hasta el puesto 20

La lista la encabeza la diputada Lionella Cattalini con 50 iniciativas presentadas con mirada en varios frentes: género, cultura, salud y economía.

El puesto 13 lo comparten, Fabián Palo Oliver y Amalia Granata con 46 normas presentadas. El radical trabajó sobre 19 proyectos de ley vinculados a cuestiones ambientales, de trabajo (comisión que preside) y de género, entre otros. Por su parte, la periodista se ocupó de cuestiones impositivas y de reclamar al Ejecutivo provincial por diversos temas vinculados a la pandemia del coronavirus.

Cesira Arcando aportó 45 iniciativas, la mayoría fueron de ley y de índole diverso. Rubén Giustiniani presentó 40 normas propias, con alta participación en las de ley. En tanto, Gisel Mahmud y Mónica Peralta presentaron idéntica cantidad de normas: 39 y con fuerte acento en las políticas públicas de género.

El escalón número 20 lo comparten los radicales que integran el Frente Progresista Cívico y Social: Silvana Di Stefano y Maximiliano Pullaro con 37 iniciativas cada uno.

Trabajo legislativo de la Cámara de Diputados en pandemia

El pelotón de los 30

La lista la encabeza la socialista, Rosana Bellatti con 36 normas propias. Lorena Ulieldin presentó 35 proyectos. En tanto, Claudia Balagué, Jimena Senn y Clara García sumaron 34 iniciativas cada una, además de colocar su rúbrica en proyectos elaborados por el bloque mayoritario.

Esteban Lenci ocupa el puesto 24 con 32 proyectos presentados. Apenas le sigue María Laura Corgniali con 31 normas. Por su parte, Leandro Busatto y Walter Ghione comparten número con 30 iniciativas presentadas cada uno. La radical Georgina Orciani y Pablo Pinotti con 27 proyectos cada uno. Por su parte, Ariel Bermúdez y Marlen Espíndola tienen idéntica cantidad de iniciativas presentadas: 25. El macrista, Gabriel Chumpitaz sumó 24 proyectos y cierra la justicialista, Lucila De Ponti con 21 normas trabajadas.

El equipo que menos goles hizo

Son 11 legisladores que bien podrían armar un equipo de fútbol de participación pobre en el recinto en cuanto a los proyectos presentados. Cabe destacar que en este equipo, muchos tuvieron más bien una tarea de coordinación y el rendimiento reflejado en iniciativas propias, muchas veces queda a un lado.

Marcelo González presentó 20 normas. Silvia Ciancio 19. Fabián Bastía aportó 18. Joaquín Blanco se anotó con 17, aunque su tarea fue tejer acuerdos y participar con su firma en proyectos de peso propuesto por el bloque socialista. En tanto, Alejandro Boscarol, José Garibay y Pablo Farías engrosaron la estadística del cuerpo con 16 iniciativas propias. El caso de Farías, en su rol como jefe de bloque, es similar a la de Blanco en carácter de coordinador y miembro informante de los diversos proyectos presentados en conjunto.

Por su parte, Matilde Bruera presentó 15 iniciativas. Erica Hynes y Ximena Sola, 14. Paola Bravo, 13. En tanto, el justicialista Ricardo Olivera aportó 11 normas y Julián Galdeano junto con Luis Rubeo presentaron 10 proyectos cada uno.

Cierra la lista, Miguel Lifschitz con 2 proyectos presentados, uno de los cuales tiene que ver con la firma del decreto que cambia el reglamento interno de la Cámara para que el cuerpo pudiese sesionar en el paraninfo de la UNL por cuestiones de fuerza mayor.

El socialista tuvo un trabajo destacado en carácter de presidente de la Cámara, pues su participación lo posicionó como el pilar principal para lograr los consensos en las iniciativas aprobadas en las diferentes sesiones y en propiciar el trabajo legislativo en este contexto de pandemia fuera del recinto y ahora dentro del mismo con aislamiento social, permitiendo que la actividad parlamentaria no cese en su trabajo.