“El triunfo de Alberto Fernández marca claramente la astucia que tuvo Cristina”

Sin Alberto Fernández no hubiera habido Massa con Cristina. Cuando uno hace la cuenta, está más que claro.

Por Martín Sperati

Tres cosas para marcar respecto al triunfo de Alberto Fernández:

Primero destacar lo que representa el guarismo de ayer. Es un guarismo que confirma que era imposible que Macri diera vuelta la elección, pero a su vez configura un escenario de un equilibrio político que no había estado en las PASO.

Alberto Fernández ganó y lo hizo muy bien, pero no ganó por más del 50 por ciento. Macri aumentó 2 millones de votos. La épica pudo funcionar en el medio de la catástrofe económica. Y esto es un mensaje para Macri y para Alberto.

Para el Jefe de Estado es un mensaje retrospectivo y para decir “mirá cómo nos equivocamos”. Si el presidente hubiera tenido el contexto de esta realidad, de una realidad ajena a la soberbia del laboratorio de Marcos Peña y Durán Barba, creyendo que ganaban las elecciones con mensajitos de texto, seguramente hubiera tenido mejores posibilidades.

Las medidas que tomó para generar alivio fueron tardías. El contacto con la calle real le hubiera permitido darse cuenta que la gente la estaba pasando muy mal y que eso no se arreglaba solamente con decir “sé que no llegan a fin de mes”. Llegó tarde.

El segundo elemento que deja esta elección es que consolida a Macri como un líder de la oposición, aunque habrá que ver que es lo que va a pasar dentro de la oposición. Perón decía: “el líder no manda, convence”. Veremos si Macri lo entiende.

Cambiemos queda con poder político y como primera minoría dentro de la Cámara de Diputados, lo cual es un aspecto muy importante.

Lo tercero, el triunfo de Alberto Fernández que marca claramente la astucia de Cristina. Cristina sola no ganaba y en su momento así lo entendió. Por eso lo busca a Alberto que logró poder propio a través de Sergio Massa que le traccionó los votos que necesitaba para ganar.

“Dale Sergio, tomemos un café”; le dijo el electo presidente a Massa desde un canal de televisión.

Sin Alberto Fernández no hubiera habido Massa con Cristina. Cuando uno hace la cuenta, está más que claro.

Alberto tiene la dura tarea de conducir a partir del 10 de diciembre un país con estructuras muy complejas.

“Argentina eligió mal, dijo el presidente de Brasil”

El pueblo no vota mal, señor Bolsonaro. El pueblo puso a Macri en 2015. Lo ratificó en 2017. En las PASO le dijo “basta”. Y en las elecciones generales de ayer lo mandó a la casa. Pero ojo, también le está diciendo a Alberto Fernández que el 40% de los votos lo tiene la oposición.

Esperemos que el camino de transición se realice con el objetivo de dañar lo menos posible al pueblo argentino.

¡Escuchá el comentario!