En un clima de tensión, el Senado creó la Comisión para investigar a Vicentín

La resolución tuvo lugar en el Senado de la Nación y el propósito de la Bicameral será el de investigar las deudas de la cerealera con la banca pública.

Finalmente y en un clima de tensión que va en aumento incluso en su formato mixto (presencial y remoto), el Senado de la Nación decidió por mayoría simple la creación de una Comisión Bicameral para investigar las deudas que la empresa cerealera Vicentin tomó con la banca pública. 

Con una nueva sesión de acusaciones cruzadas en la que la oposición argumentó que se violó el Reglamento de la Cámara alta marcando que se necesitaban dos tercios de los votos para la aprobación, se concretó la iniciativa.

El proyecto en cuestión busca abordar una posible defraudación y estafa comercial a acreedores de la cerealera santafesina, la cual se encuentra en concurso preventivo y que había sido inicialmente  intervenida por el Gobierno nacional. 

La iniciativa presentada por el oficialista neuquino Oscar Parrilli fue respaldada por el Frente de Todos y sus aliados de Juntos Somos Río Negro y el Frente Renovador de la Concordia de Misiones. En tanto, Juntos por el Cambio y el Interbloque Parlamentario Federal votaron en contra.

De hecho, como ya ocurriera en otras oportunidades, una vez levantada la sesión, la oposición se quejó de que les cortaron los micrófonos cuando querían dejar asentado que el proyecto no había reunido los dos tercios de los votos.

Lo cierto es que buena parte del debate giró, durante toda la tarde, en torno a la validez de la votación, así como a la legitimidad de la conformación de una Comisión Bicameral de Investigación.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Ángeles Sacnun, sostuvo que la creación de la Bicameral “no requiere de los dos tercios establecidos por el Reglamento de la Cámara porque es un proyecto de ley que puede ser votado con mayoría simple”.

Además, aseguró que la Constitución Nacional faculta al Senado a “poder avanzar con esta Comisión investigadora” y reiteró: “No requerimos de los dos tercios porque estamos frente a un proyecto de Ley y no de Resolución”.

En cambio, el bonaerense Esteban Bullrich, de Juntos por el Cambio, aseguró que “esto pretende modificar el Reglamento de la Cámara y esa modificación debe ser aprobada por los dos tercios de los votos”.

“Las Comisiones que se crearon por Ley se hicieron con mayoría especial”, recordó el senador de la oposición.

Tras el trámite legislativo, desde Juntos por el Cambio prontamente fue emitido un comunicado en el cual el interbloque opositor advirtió que “el atropello del kirchnerismo demuestra que el sistema de sesiones virtuales fracasó”.

Denunciaron que no se les permitió “dejar constancia” de lo que consideraron como una irregularidad “tras el apagón de micrófonos de los senadores” y señalaron que “de este modo, quedaron expuestas las falencias y fragilidad del sistema utilizado”.

“Condiciones como estas tornan imposible sesionar en un clima de racionalidad necesario para llevar adelante los debates. Con ruptura de reglas e imposiciones autoritarias no hay margen para acuerdos en el marco de una sesión virtual en el Senado de la Nación”, precisa el escrito.