martes, abril 16, 2024
Internacionales

Elecciones en Brasil: La Presidencia estará entre Haddad y Bolsonaro

El candidato ultraderechista espera tranquilo una victoria menos holgada, mientras el delfín de Lula aspira a dar un batacazo.

Brasil se enfrenta hoy a la elección más violenta, disputada e inédita de la historia reciente con el ballottage entre el ultraderechista ex militar Jair Messias Bolsonaro, que lidera las encuestas, y el profesor universitario y ex ministro de Educación Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

La elección estuvo marcada por una campaña que inauguró una era en la historia democrática mundial: la diseminación de noticias falsas por las redes como Facebook, como ocurrió en EEUU, sino mediante whatsapp.

En la primera vuelta Bolsonaro ganó con el 46 por ciento de los votos contra el 29 por ciento de Haddad, que tuvo un apoyo crítico y silencioso del tercero más votado, el laborista Ciro Gomes, que logró el 13 por ciento.

Bolsonaro, que lidera todas las encuestas pero vio reducir drásticamente en las últimas horas su favoritismo, estuvo en su residencia de Barra de Tijuca, Río de Janeiro, reunido con aliados, entre ellos varios generales que formarían parte de su gabinete.

Desde que fue víctima de un atentado el 6 de septiembre, Bolsonaro estuvo internado 23 días y luego se limitó a aparecer en las redes sociales y no concurrió a los debates: su principal promesa de campaña es, por ahora, armar a la población y luchar contra la corrupción.

Haddad, en tanto, acudió ayer a la mayor favela de San Pablo, Heliópolis, donde afirmó que Bolsonaro “es una persona truculenta que no respeta las instituciones y defiende el retorno del fascismo, de la cultura de la violación y de la tortura”.

La campaña fue la más violenta desde la redemocratización en 1985: bolsonaristas asesinaron a tres personas que pensaban diferente desde la primera vuelta y se registraron más de 70 ataques homofóbicos y por cuestiones políticas contra votantes de izquierda, según el conteo del sitio Agencia Pública.

Además, esta es la primera vez que hay una segunda vuelta desde 1994 sin el bipartidismo PT-Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), dado que Bolsonaro rompió eso.

En el búnker de Bolsonaro, el clima es de una victoria más apretada que lo esperado: sus aliados alientan la posibilidad de fraude en las urnas electrónicas. El Ejército indicó que existe el temor de que en barrios populosos de Río se registren disturbios tras el resultado de la elección.

Ballottage. El capitán de marina retirado es favorito de ganar la presidencia frente al candidato del PT.