La yerba mate frustró a los participantes de MasterChef y solo tres subieron al balcón

El jurado sorprendió con esta novedosa propuesta en la cual debían preparar platos que tenga este ingrediente tradicional.

El desafío de este martes en Masterchef Celebrity 2, transmitido por Canal 7, tuvo un protagonista impensado: la yerba mate. Los siete participantes de este martes Georgina Barbarossa, Daniel Aráoz, Andrea Rincón, María O’Donnel, Gastón Dalmau, Claudia Fontán y Flavia Palmiero lo supieron después de abrir una caja que tenía un termo y un mate. “¿Pensaron en usarlo como ingrediente? Hoy es ese el desafió”, anunció Damián Betular. “Van a tener 60 minutos para preparar un plato”, apuntó Germán Martitegui para dar señal de largada.

Entonces, cada participante eligió un tipo de yerba y recibió una receta al azar. O’Donnel optó por la variedad cítrica y le tocó una tarta de frutas y crema pastelera. Barbarossa usó la yerba suave para un cheesecake. Aráoz eligió la orgánica y también se le asignó la tarta de frutas y pastelera. Palmiero se inclinó por la despalada para una creme brulee. Gastón, la variedad con palo, para el mismo postre francés. Rincón, la ahumada para su mousse de chocolate blanco. Y finalmente, Fontán que contaba con el beneficio de poder cambiarla, se quedó con la receta de cheesecake que le tocó… A pesar de la dificultad del plato en tan poco tiempo y para no complicar a ningún compañero. “Pueden infusionar la yerba o hacerla polvillo. El postre tiene que tener gusto a mate”, aclaró Betular antes de que los participantes prendan las hornallas.

“El día que salga con el loco, vas a ser el primero en enterarte”, le aseguró mientras cocinaba la Fontán a Santiago del Moro, conductor del ciclo, en relación al juego mediático que la une con su compañero de certamen, el basquetbolista Loco Montenegro. A los gritos el cordobés Aráoz le pidió ayuda a Betular, para armar la crema pastelera. “Que no se te congele”, fue la indicación del cheff a Dalmau. Mientras O’Donnel corría preocupada por los tiempos. “No es amiga la pastelería de la ansiedad”, advertía el especialista cuando faltaban diez minutos para que se cumpla la hora. Entonces a Araóz se le rompió la preparación al desmoldar. A Flavia no le andaba el soplete, se le rompían las galletitas. Y todos parecían llegar con lo justo a completar el desafío.

La primera en pasar a degustar fue Flavia, que presentó quemadas las galletitas de su creme brulee. “Un desastre”, se atajó la ex conductora infantil que no sabía lo que era una “naranja viva. La siguió María O’Donnel que obtuvo un muy buen resultado. “Esta tarta es de una sofiticadez tal que merece el término”, aseguró Donato De Santis. Cuando fue el turno de Georgina Barbarossa, la crítica pasó por la poca presencia del sabor de la yerba en el postre, entre tanta galletita de la masa. “Un cheesecake de pobre confección”, lo definió Martitegui, para que la actriz soporte las críticas con humor. Cuando le tocó a Dalmau, a todos les dio ternura su galletita con forma de nube, pero le dijeron que era impresentable que tuviera blancos de azúcar, pero rescataron que tuviera sabor a yerba mate. Rincón fue con fe y su mousse de chocolate blanco fue criticada por el frío y la gelatina en exceso. A Aráoz le dijeron que estaba todo bien, a pesar de haber empezado mal. Que aquel había sido su mejor plato. Y finalmente, Fontán recibió felicitaciones por el sabor y la proporción, pero sin gusto a mate.