Investigan la situación de los chicos intoxicados con cocaína al hospital de Niños

Tienen uno y dos años. El mayor continúa internado, con síndrome de abstinencia. Buscan determinar la responsabilidad de los padres. La Secretaría de Niñez evalúa los pasos a seguir.

La semana pasada se dieron dos hechos en el Hospital de Niños Orlando Alassia que generaron preocupación en la comunidad. Por un lado, ingresó un paciente de un año y un mes intoxicado con drogas, por lo cual debió quedar internado dos días y después fue dado de alta. Luego, el viernes entró un menor con un cuadro convulsivo, a quien le encontraron drogas en la orina. Pero cuando los médicos fueron a ver al paciente, había sido retirado por su madre del lugar.

El doctor Osvaldo Carrillo, director del hospital, explicó que cuando el menor de dos años desapareció del lugar “se hizo la denuncia policial pensando que el paciente podría llegar a tener riesgo de vida. Finalmente, el chico fue traído el sábado a la tarde y quedó internado”.

Al ser consultado sobre con qué frecuencia se dan estos episodios, Carrillo contó que “son comunes, pero no a esta edad. Se dan casos en neonatología, cuadro las madres son adictas, y por otro lado son frecuentes problemas en pacientes mayores de 12 o 13 años”.

En cuanto a los riesgos que puede producir estas sustancia en el organismo de un bebé, el director del Hospital de Niños sostuvo que “uno de los principales cuadros cuando se trata de una intoxicación crónica, como estos chicos, es la abstinencia, la cual puede ser leve o muy graves provocando la muerte. Después están todas las lesiones que va dejando la droga por el consumo, como las encefalitis, temblores y lesiones vasculares”.

Intervención de Niñez

Por su parte Adriana Lusso, integrante de la Secretaría de la Niñez aseguró que fueron notificados del hecho y que “por ahora estamos esperando que se lleven adelante las investigaciones que están a cargo de Fiscalía. Cuando se terminen de realizar las mismas se verá como se sigue”, afirmó.

En este momento “el menor está acompañado por su mamá por lo cual no se considera necesario ni urgente tomar una medida de protección excepcional. Recordemos que el niño está en el hospital y la situación la controla el nosocomio. Por eso vamos a esperar que se terminen las investigaciones por parte de la Fiscalía para evaluar cómo se sigue adelante”, aclaró Lusso.

Por último la funcionaria explicó que “si se llegara a la conclusión de que hay responsabilidad de los padres en esto, seguramente se tomaría una medida de protección excepcional porque se están vulnerando los derechos de este niño. Pero hasta que no estén los resultados de las investigaciones nosotros estamos expectantes, esperando estos resultados”.

Fuente: El Litoral