Prisión preventiva para el policía acusado de abusar de una compañera

Así lo dispuso el juez Luis Octavio Silva a raíz del pedido formulado por los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez.

Un policía de 31 años, cuyas iniciales son D.L.L., quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de una compañera de trabajo en la ciudad de San Javier.

La medida cautelar fue impuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Luis Octavio Silva, a raíz del pedido formulado por los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez, en una audiencia llevada a cabo en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Los funcionarios judiciales le atribuyeron la autoría del delito de abuso sexual con acceso carnal calificado, por ser personal perteneciente a una fuerza policial y por ser en ocasión de sus funciones.

Nuevos elementos

Luego de imputarlo, en octubre del 2019, los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) solicitaron por primera vez la prisión preventiva del hombre investigado. Sin embargo, no se hizo lugar al pedido y el policía recuperó su libertad con medidas alternativas.

En la audiencia llevada a cabo este sábado, los fiscales solicitaron nuevamente la medida y explicaron que con el peritaje de la única prenda de la víctima que no había sido lavada se logró aportar nuevos elementos de vital importancia para la investigación.

Riesgos procesales

Los funcionarios también se refirieron a los riesgos procesales: con respecto al peligro de fuga sostuvieron que “estamos ante un ilícito cuya pena en expectativa tiene un mínimo de ocho años de prisión, independientemente de si se considera que hubo acceso carnal o que sólo fue un abuso gravemente ultrajante. Por ello es que, sin duda, la pena en expectativa será de cumplimiento efectivo!.

Por otro lado, los fiscales explicaron que también hay riesgos de entorpecimiento de la investigación, “a causa de la condición de policía del imputado, la influencia que podría ejercer en los testigos, el miedo que siente la víctima y los escraches en redes sociales que debió soportar luego de sufrir el ilícito”.

Los hechos

Los hechos delictivos fueron cometidos el viernes 27 de septiembre de 2019, en dependencias de la comisaría Primera (Unidad Regional XIV) de la ciudad de San Javier.

Según relataron los fiscales Hernández y Jiménez, el acusado prestaba funciones en esa comisaría cuando le dio somníferos a la víctima, provocando que la mujer se durmiera.

“Diluyó somníferos en café sin que la víctima pudiera advertirlo, para luego cometer el ilícito aprovechando que la mujer no podía consentir libremente el acto sexual”, explicaron.