Santa Fe comienza a distribuir su primer lote de aceite de cannabis medicinal

La partida de 926 frascos será destinada a centros de salud públicos y pacientes de Iapos.

El Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe completó la primera producción de aceite de cannabis medicinal. Tal como había anunciado el Gobierno provincial cinco meses atrás, la partida se utilizará para abastecer a centros de salud públicos y pacientes de Iapos.

El trabajo a partir de la importación de cristales de cannabidiol (CBD) concluyó con un lote inicial de 926 frascos de 30 mililitros. El preparado fue analizado en la Facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), que dio el visto bueno para su aplicación en el tratamiento de personas con epilepsia refractaria.

De acuerdo a los registros oficiales, en la provincia hay 8 pacientes con diagnóstico confirmado que pueden acceder al medicamento y esperan que la demanda sea sostenida a la par de la producción. Para el consumo se requiere una prescripción con receta doble archivada, mientras que el laboratorio estatal diseñó un plan de seguimiento de farmacovigilancia.

Fuentes consultadas por El Litoral adelantaron que el LIF comprará la materia prima en Estados Unidos para producir el segundo lote. A su vez ratificaron que seguirán trabajando con cristales de CBD y esperan diseñar otros tipos de aceite para ensayos clínicos sobre otras patologías.

En mayo, el gobernador Omar Perotti anunció que el objetivo es montar una planta propia para dejar de importar cannabis. En esa línea firmaron un convenio con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que incluye la posibilidad de hacer pruebas piloto y la investigación sobre semillas.