El presidente convocó a sesiones extraordinarias al Congreso a partir del 1 de febrero

El Gobierno deberá buscar acuerdo en un momento de fuerte tensión con la oposición. El temario incluye el Consenso Fiscal 2022 y proyectos económicos. También, la Ley de SIDA, que había perdido estado parlamentario.

Luego de semanas de incertidumbre, Alberto Fernández convocó a sesiones extraordinarias en el Congreso desde el 1 de febrero. El temario incluye una reforma del Consejo de la Magistratura, el Consenso Fiscal 2022 y varios proyectos económicos de incentivos a la producción y exportación.

El temario del Gobierno también incluye el proyecto de Ley de Respuesta Integral al VIH, que había perdido estado parlamentario por tercera vez a fin de año; una iniciativa que promueve la industria del cáñamo y del cannabis medicinal, y la creación de universidades. Los temas incluidos en la convocatoria podrán ser tratados hasta el 28 de febrero.

En un clima de fuerte tensión con Juntos por el Cambio, el Gobierno deberá trabajar mucho para alcanzar acuerdos con la oposición. El proyecto más complejo es, en principio, el de reforma de Consejo de la Magistratura.

La Corte Suprema declaró inconstitucional la ley que rige desde 2006 y establece la conformación del organismo encargado de seleccionar y remover a los jueces. Los miembros del máximo tribunal dieron hasta abril para elaborar una nueva conformación.

El oficialismo tiene un proyecto en el Senado que apunta a elevar de 13 a 17 los miembros el Consejo para aumentar la representación de los jueces de tres a cuatro, de los abogados de 2 a 4 y de los académicos y científicos de uno a dos.

La oposición tiene sus propias iniciativas en Diputados. Más allá de la diferencia en el número de miembros, Juntos por el Cambio plantea que el Consejo esté presidido por un miembro de la Corte Suprema.

Cualquier iniciativa para reformar el organismo debe contar con una mayoría absoluta de la mitad más uno de los miembros de cada cámara, número con el que no cuenta el oficialismo en la Cámara de Diputados.

La convocatoria llega en uno de los peores momentos en la relación entre el Gobierno y Juntos por el Cambio, por los cruces diarios en torno a los culpables de la deuda pública, y las críticas por la reunión frustrada con el ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre la negociación con el FMI.