La fuerte respuesta de Arroyo Salgado a Alberto Fernández: “Hay una causa que determinó un homicidio”

La jueza federal y exesposa del fiscal Alberto Nisman, hallado muerto de un disparo en 2015 contó como repercutieron las declaraciones del Presidente en su familia: “Cada vez que se habla del tema, vuelve a causar impacto”.

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado se refirió este viernes a las declaraciones de Alberto Fernández, quien sostuvo que la muerte de Alberto Nisman fue “un suicidio”. “Hay una causa judicial que determinó un homicidio”, dijo la exesposa del fiscal encontrado muerto en 2015 con un disparo en la cabeza cuando investigaba a Cristina Kirchner. La magistrada lamentó además la decisión del Presidente de “inmiscuirse en asuntos de la Justicia”.

“Hasta acá, lo que le pasó a Nisman es que se suicidó, no otra cosa. Yo lo que espero es que (Diego) Luciani no haga algo así”, dijo el Presidente el miércoles por la noche, en un entrevista en A Dos Voces.

“Lamento profundamente que en vez de hacer declaraciones sobre la gestión, esté ocupando su tiempo en inmiscuirse en asuntos de la justicia, porque acá hay una causa judicial que determinó un homicidio”, sostuvo Sandra Arroyo Salgado, en declaraciones al diario Clarín.

“El Poder Ejecutivo tiene que ocuparse de la gestión, de la administración, y hay que respetar el espacio de cada uno, y esto (la investigación sobre la muerte de Alberto Nisman) está en manos de la Justicia, a la que hay que dejar que resuelva e investigue sin condicionamientos”, agregó.

La jueza federal también se refirió a cómo cayeron las declaraciones del Presidente en su entorno familiar y para las hijas de Alberto Nisman. “Es inevitable el impacto, fue un día especial porque cada vez que se habla del tema, vuelve a causar impacto y vuelve a atravesar la rutina diaria, pero seguimos, mis hijas siguen”, dijo.

Aunque criticó fundamentalmente al Presidente, Arroyo Salgado dejó también un mensaje para toda la dirigencia política, que desde el lunes gira en torno a Cristina Kirchner, el pedido de condena en su contra y la ofensiva oficialista contra el Poder Judicial en las calles.

“Me resulta difícil de entender y me apena que hoy el tema de agenda sea este y no las necesidades reales de los argentinos”, concluyó la jueza.