jueves, febrero 22, 2024
Nacionales

Los aumentos afectan el plan anti inflación

(foto: iProfesional)

Desde colectivos, trenes y subtes, hasta luz, agua y celulares, pasando por prepagas y más, el cronograma de subas afectará el poder adquisitivo

Si el 2018 terminó complicado para la mayoría de la sociedad, y en especial para la clase media, el recién inaugurado 2019 no será diferente.

Es más, puede hasta que la situación de los bolsillos de los ciudadanos argentinos se siga deteriorando y los ingresos alcancen cada vez menos para cubrir el largo cronograma de aumentos previstos para el año próximo.

No se trata solamente de las subas ya anunciadas en transporte (colectivos, trenes y subte) o en luz, gas y agua. También habrá incrementos en otros servicios vinculados a la telefonía celular, las prepagas, el impuestos, las patentes, expensas, alquileres y hasta los parquímetros y los combustibles.

Ni que hablar del precio de los productos de la canasta de consumo masivo, que se despidieron del 2018 con aumentos de entre el 10% y el 20%, según los rubros, y que prometen volver en este 2019 con nuevas listas que seguirán siendo actualizadas mes a mes y de acuerdo al derrotero de la inflación.

La mayoría de esta larga lista de “retoques” se concentrará en los primeros cuatro meses del año. Es decir, entre enero y abril y coincidirán con el arranque de la campaña electoral y también con las negociaciones paritarias que llevarán a cabo varios de los gremios de mayor peso.

Esto se debe a una decisión del Gobierno que, en principio, ya decidió acumular las mayores subas en las tarifas de servicios públicos y el transporte en los primeros meses del 2019 para, precisamente, despegarlas de las elecciones nacionales de octubre y de las PASO, de un mes antes.

(Fuente: iProfesional)