domingo, junio 23, 2024
Nacionales

La crisis económica profundizó la brecha de género

Diferentes informe oficiales dan cuenta de la situación. Qué dicen los números.

género
Imagen Ilustrativa

En un nuevo aniversario de Ni Una Menos, movilización masiva que se instaló el 3 de junio de 2015 y pide el fin de los femicidios, los informes oficiales prueban que la brecha de género se profundizó con la crisis.

Leer Más ► El mensaje de Macri por el Ni una Menos

Brecha de género: ¿Qué dicen los números?

  • De acuerdo al último informe del INDEC sobre la Evolución de la distribución del ingreso (EPH) correspondiente al cuarto trimestre de 2018, sostiene que los hombres ganan un 30% más que las mujeres. En el primer trimestre de ese año esa diferencia era del 26,2%.
  • También la tasa de desempleo es más alta entre las mujeres que entre los hombres: un documento de CIPPEC asegura que en el primer semestre de 2018, “10,8% de las mujeres en edad activa estaba desocupada, en comparación al 8,4% de los varones”.
    En ese mismo trabajo se evidencia que “la participación laboral de las mujeres en edad activa es, en promedio, 21 puntos menor que la de los varones” y que “93% de los padres tienen ingresos laborales propios, mientras que solo 61% de las madres los tienen”.
  • El segundo Boletín de Estadísticas de Género elaborado por el Observatorio Nacional de Violencia contra las Mujeres apunta que “la población que se dedica al trabajo de cuidados no remunerado se encuentra altamente feminizada, representando el 92% en mujeres con respecto al 8% para varones”.
  • En tanto, el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) revela que entre 2010 y 2018, las mujeres aumentaron su malestar psicológico de 21% a 24,8%, mientras que los hombres pasaron de 15,4% a 16,8%.
  • La pobreza también afectó más a la población femenina: mientras que entre 2010 y 2018 el índice bajó en la población masculina de 34,1% a 33,8%, entre las mujeres creció de 27,5% a 33,3%.
    Con la indigencia ocurre lo mismo: las mujeres tienen un 25% más de posibilidades de caer en la indigencia que los hombres.