jueves, abril 18, 2024
Provinciales

El “Abogado del niño” a un paso de ser ley

La Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó el proyecto de ley que establece que los niños, niñas y adolescentes puedan contar con una defensa legal. La media sanción, denominada también “Ley Kiki” cuenta con 7 proyectos unificados.

La Cámara de Diputados de Santa Fe otorgó media sanción al proyecto de ley que establece la creación de la figura del “Abogado del niño”.

La norma establece que niños, niñas y adolescentes puedan contar con el patrocinio de un letrado con el objetivo de que sean escuchados y puedan decidir sobre temas coyunturales.

La norma se unificó con la participación de siete proyectos: Jorge Henn, Patricia Chialvo, Carlos Del Frade, Cesira Arcando, Omar Martínez, Alejandro Boscarol y un mensaje del Ejecutivo enviado a mitad de este año.

Leer Más: San Jerónimo Norte declarada ciudad por ley

El Proyecto

El proyecto votado crea un registro en cada único de los cinco colegios de abogados que tiene la provincia (Rosario, Santa Fe, Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto) cada uno de los cuales confeccionará una lista con los profesionales postulantes que cumplimenten con los requisitos establecidos en esta ley, estas listas tendrán una vigencia de dos años.

En la parte de capacitación se habilita al Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos a que ofrezca cursos gratuitos y entre las incompatibilidades para formar el registro están los funcionarios o empleados de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia así como funcionarios o empleados de los servicios locales de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes.

Leer más: El Senado Santafesino aprobó el Presupuesto 2019

La función del abogado será asistir, patrocinar y en su caso representar al niño, niña o adolescentes en los supuestos en que sea requerido. También se determina en qué casos será obligatoria la convocatoria: procedimientos administrativos donde se dicte una medida de protección excepcional; judiciales cuando haya sido víctima de delitos sexuales; o en los procesos judiciales en donde el menor o personas de su medio familiar o centro de vida sean víctimas de violencia familiar o violencia de género.