El Socialismo presentó un paquete de leyes para enfrentar la crisis de seguridad

Los proyectos ya fueron ingresados a la Cámara de Diputadas y Diputados. Buscan aportar herramientas para frenar la violencia que padecen los santafesinos y santafesinas. “Necesitamos acordar políticas de Estado en materia de seguridad que trasciendan a los gobiernos”, afirmaron.

El bloque de diputadas y diputados del Partido Socialista presentaron un paquete de proyectos de Ley que buscan aportar herramientas y actualizar normas para hacer frente a la crisis de seguridad que afecta a la provincia de Santa Fe, en especial a la ciudad de Rosario, con el objetivo de aportar soluciones a una problemática que se viene complejizando día a día. Las iniciativas se dieron a conocer mediante una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes Clara García, Joaquín Blanco, Lionella Cattalini, Esteban Lenci, Claudia Balagué, Erica Hynes y Rosana Bellatti, acompañados por el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Pablo Farías.

“Presentamos un conjunto de iniciativas que conllevan marcos legales y acciones de gobierno indispensables para implementar en el poco tiempo que queda de esta gestión, pero que creemos ayudarán a abordar la situación, trascendiendo a los gobiernos”, sostuvo Clara García, y agregó: “Con responsabilidad como actual oposición, y lejos de basarnos en frases vacías o en eslogan sin contenido, venimos a proponer leyes para la seguridad, para la justicia, para la relación con los municipios y comunas, para el abordaje social, para la economía del delito”.

“No es fácil gobernar, a veces por desconocimiento, a veces por irresponsabilidad. En primer lugar, le pedimos al gobernador (Omar Perotti) que invierta los 15.000 millones de presupuesto que tiene para seguridad en 2022, del que solo lleva ejecutados 600 a Mayo, según los escasos informes publicados. Pero, además, hemos tenido tres cambios de ministro de Gobierno, tres de ministro de Seguridad, cinco cambios de jefe del Servicio Penitenciario y 10 del jefe de Policía en Rosario; eso denota la falta de un plan, de una línea de conducción, de una política de Estado en materia de seguridad”, cuestionó García.

“Tenemos una violencia que viene de hace años, pero en la gestión anterior habíamos avanzado en tres frentes: la justicia penal, que hoy padece la falta de designación de jueces y fiscales; el control político de la Policía, con mucha inversión en formación y equipamiento; y la cuestión social con el Plan Abre, el Nueva Oportunidad y el Vuelvo a Estudiar. Toda esa contención había logrado bajar los niveles de violencia. Hoy los homicidios en Rosario ya superaron la mayor cifra máxima anual”, argumentó.

“También vemos una actitud muy poco exigente con el gobierno nacional. No existe una mesa de inteligencia criminal para los delitos complejos; faltan jueces, fiscales  y fuerzas de seguridad federales, así como lugares de reclusión y controles especiales para los presos de alto perfil. Creíamos que al ser dos gobiernos del mismo signo íbamos a ver algún avance, pero hasta ahora Santa Fe sigue postergada”, sostuvo.

Cattalini, por su parte, coincidió en que “la situación que se vive en la provincia todos y los días convoca a todos a diseñar de manera urgente una nueva política de seguridad pública y ciudadana. Estamos convencidos de que una buena política de seguridad se lleva adelante con la Policía, pero para ello hay que reconocer a los buenos agentes controlar a los que ejercen malamente su función. De todas formas, con la Policía no alcanza si no tenemos una política social, si no modificamos el sistema penitenciario, si no abordamos el lavado de activos, es decir, una política multiagencial sin la cual es muy difícil lograr resultados. Por eso estamos presentando, entre otras iniciativas, una que crea un sistema de seguridad por todos los actores involucrados”, explicó la legisladora, quien también hizo foco en la necesidad de control: “Proponemos un sistema externo que controle, investigue y sanciones las malas conductas de lo policías, que también sirva para detectar patrones e introducir mejoras”.

Farías, en tanto, remarcó que las iniciativas presentadas “buscan dar respuesta a una situación muy grave que se da después de dos años y diez meses de la gestión de Perotti. Por eso tenemos que pensar en cómo llevar adelante el tema seguridad hacia adelante y eso va a requerir de consensos que nos permitan delinear una verdadera política de Estado. Por eso es importante abordarlo antes de que se inicien las campañas electorales. Es una crisis que no se puede enfrentar desde un solo partido político o desde la acción aislada de un gobierno. Por eso hacemos nuestro aporte para conformar una base sobre la cual comenzar a definir esas políticas”.

Blanco, a su vez, mencionó las idas y vueltas del gobierno en cuanto a los proyectos de ley en materia de seguridad e instó a “construir un marco serio de políticas que tengan continuidad en el tiempo. Estas son las herramientas que propone el socialismo”.

Uno de los proyectos propone crear la Agencia de Prevención y Reducción de Violencias. Al respecto, Lenci remarcó que es una “herramienta que posibilitaría disminuir esos índices, como se vio desde el año 2013 al 2019, con la implementación de programas sociales y la convocatoria de los gobiernos locales, el MPA y otros organismos. Esto se abandonó y hoy vemos como los barrios más vulnerables vuelven a sufrir los más altos niveles de violencia. Por eso presentamos estos proyectos para trazar un camino que pueda sostenerse en el tiempo”.

Balagué, en tanto, afirmó que “una política de seguridad no puede estar alejada de la política social” e hizo hicapié en la necesidad de proteger a la primera infancia: “Es fundamental contar con un sistema de cuidados y enseñanza para que los niños y niñas no se conviertan en víctimas de la crisis de violencia e inseguridad que estamos atravesando”.

Además de las diputadas y diputados del bloque Socialista presentes en la conferencia, las siete iniciativas cuentan con el acompañamiento del resto de sus integrantes: Lorena Ulieldín, Gisel Mahmud, María Laura Corgniali, José León Garibay, Nicolás Aimar y Pablo Pinotti.