viernes, junio 21, 2024
Provinciales

Ruta 1: Dos productores agropecuarios imputados por el derrumbe

El colapso se produjo durante las inundaciones en enero pasado. Están siendo investigados por estrago culposo y daños, tras haber construido terraplenes para proteger su campo arrocero.

Ruta 1
El tramo de la ruta 1 que se derrumbó en enero pasado

A principios de este año, cuando las inundaciones azotaban los departamentos del norte santafesino, un tramo de la ruta provincial 1 cedió en jurisdicción de Colonia Teresa. El colapso generó no solamente estupor por lo impresionante de las imágenes, sino también serios inconvenientes en la zona. Y ahora, la Justicia Provincial está investigando a los presuntos responsables del derrumbe.

Para los fiscales Leandro Lazzarini y Guillermo Persello, se trata de dos productores agropecuarios (RAC, de 66 años y RFC, de 62) que construyeron terraplenes alrededor de un campo de su propiedad. Con ellos, obstruyeron el escurrimiento natural del arroyo Saladillo Dulce. La desviación del agua provocó los daños en la alcantarilla ubicada a la altura del kilómetro 190 y de un tramo de la vía de comunicación terrestre.

Los funcionarios del MPA les atribuyeron la coautoría de los delitos de estrago doloso, daño calificado y daño simple, todo en concurso ideal. Los imputados transitarán el proceso en libertad.

“De la investigación se desprende que se construyeron terraplenes de forma irregular y sin la autorización correspondiente, que rodearon un predio de explotación arrocera que es propiedad de los dos imputados y que pertenece a una empresa de la cual los dos hombres son presidente y vicepresidente, respectivamente”, informaron los fiscales. “Los terraplenes tenían más de seis kilómetros de extensión y más de dos metros de altura”, precisaron.

Los funcionarios del MPA indicaron que “también construyeron canales de riego y desagüe que fueron conectados un canal de derivación de aproximadamente tres kilómetros de longitud que desemboca en la cuneta oeste de la ruta 1”. En tal sentido, hicieron hincapié en que “ninguna de estas obras, cuya construcción comenzó en 2007, tenía la autorización de los organismos públicos competentes”.