Sain sobre los homicidios en la provincia: “Es algo estacional”.

El ministro de seguridad de la provincia de Santa Fe se refirió a la gran cantidad de homicidios que hubo en la ciudad de Rosario.

Marcelo Sain, ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, aseguró que es estadísticamente habitual que haya más crímenes en los primeros meses del año: “Es algo bastante estacional en esta época”.

No sabemos por qué, no sabemos cuál es la razón. Nunca hubo una explicación del gobierno anterior y nosotros tampoco hemos tenido tiempo para encontrarla”, explicó el funcionario en diálogo con María O’ Donnell en Radio Metro.

Consultado por el escenario de violencia que atraviesa la provincia, y sobre todo la ciudad de Rosario, en donde el número de homicidios llegó a 40 en lo que va del año, Sain consideró que se trata de una pelea comercial feroz: “es una pelea por el control del territorio, por las bocas de expendio, y por una enorme rentabilidad que genera la venta de cocaína y de marihuana en Rosario”, argumentó.

Con respecto al asesinato de Martín Sebastián Berton, hijo de la secretaria general del Partido Justicialista en Villa Gobernador Gálvez, quien fue acribillado de 40 balazos, el funcionario opinó que “no se trató de un homicidio con connotación política, sino una venganza vinculada a la trama de negocios en la que se corroboró que estaba involucrada la víctima”.

En relación a otros violentos hechos que tuvieron lugar en la ciudad, el ministro aseguró que la mayoría de los homicidios ocurren en los barrios donde se vende la droga “que luego se consume en el centro, en los lugares donde vive la gente honesta”.

“Las grandes organizaciones que regulaban y organizaban el negocio tienen a sus primeras y segundas líneas encarceladas y estos eventos son protagonizados por terceras o cuartas líneas que gerencian el negocio de sus antiguos jefes pero antes eran soldaditos”, consideró Marcelo Sain.

El funcionario aseguró que desde el gobierno creen que se trata de un problema general: “En estos barrios, donde la cocaína es la economía de sustitución porque existe una desocupación estructural, mucha gente vive de la droga y de la enorme rentabilidad que genera, que luego se invierte en la economía legal”, explicó.

El ministro Sain cerró con lo que él considera importante para revertir la situación en la provincia: “En esos barrios populares hay que entrar con planes sociales estructurales y mucho dinero para darlos vuelta y convertirlos en lugares habitables”.