martes, abril 16, 2024
Un Día Perfecto

Extradición del famoso espía: la hija aseguró que su padre la quiso matar

Lorena Martins, que acusó a su padre por regentear prostíbulos, dijo que no puede estar en Argentina porque corre peligro su vida. “A ver si la justicia se lo toma en serio”, disparó.

Raúl Martins, un ex agente de inteligencia de 70 años que fue acusado por su hija de liderar una red de prostitución, quedó más cerca de tener que volver a la Argentina para cumplir su detención. 

La Cámara Federal confirmó el procesamiento y la prisión preventiva de Martins como jefe de una asociación ilícita dedicada al proxenetismo. 

La jueza María Servini avanzó con el pedido de extradición a México, donde Martins se radicó hace más de quince años y desde donde seguiría regenteando sus negocios, con la ayuda de familiares y allegados.

En ese marco, Lorena Martins – hija del acusado y denunciante – en dialogo con “Un Día Perfecto” dejó entrever que su padre mandó a matarla tras conocer su denuncia.

“Vinieron a mi casa, hubo disparos y todo (…) e “intervino gente que envió mi papá para matarme. En ese momento de la denuncia la policía y el juzgado me puso custodia mientras estuve en la Argentina”.

“Ahora estoy tranquila porque no estoy en argentina. En países como Argentina y México no podría entrar sin la custodia”, disparó Lorena.

Denuncias

Con el respaldo de la fundación La Alameda, de Gustavo Vera, Lorena Martins denunció a su padre por regentear cabarets con supuesta protección policial en Buenos Aires, Mendoza y México. Según la acusación, el ex espía llevaba mujeres engañadas y las obligaba a ejercer la prostitución.

El ex espía habría regenteado varios locales nocturnos en Buenos Aires, tales como The One, Rouge, Brut, New Manhattan, Fama, Hot Area, Top Secret, Oba Oba, Apart Hotel y Swinger Club Anchorena.

“Mi denuncia fue hace siete años. Hay denuncias anteriores y quizás progresó la mía porque tenía pruebas y por un hecho evidente de ser la hija”, aclaró la entrevistada y agregó que se “acumulan 31 años de denuncias”.

“Me parece increíble que todavía estemos progresando tan lento. Hasta que no lo vea preso no lo tengo muy claro, por los contactos siendo ex side y además, siendo una persona que tiene 5 pasaportes falsos y gran cantidad de dinero en efectivo”.

Relación con Macri

“En su momento denuncié aportes a otra persona del PRO muy allegada a Macri que es Oscar Ríos (ex presidente de la Agencia Gubernamental de Control). Dijo que me iba a denunciar por daños y perjuicios y jamás me denunció porque había miles de testigos”, relató la entrevistada.

Según consta en intercambios de mails entre Raúl Martins y sus secuaces, habría colaborado en la campaña política de Macri que lo llevara a renovar su mandato como Jefe de Gobierno Porteño para que los prostíbulos puedan seguir funcionando y consigan sus habilitaciones sin respetar las más mínimas medidas de seguridad. 

No era Presidente. En ese momento eran aportes de 10.000 dólares, más allá de las habilitaciones que el gobierno le facilitaba”, aseveró la hija del acusado.

“Cada habilitación tenía un precio. En un local cerca de la Casa de Gobierno (a cinco cuadras) salió la habilitación antes de las reformas y sin planos”, remarcó.

Consultada si el Presidente, Mauricio Macri sabía de los contactos con su padre y parte de su gente, indicó: “Totalmente. No lo pienso, lo sé. Con Gabriel Conde (hombre cercano a su padre) se conocen desde hace cuarenta años. Macri pasó por el local de Gabriel cuando estaba con Boca. No digo que a consumir nada, pero se tomaba su copa”.

Macri y Juliana Awada junto a Gabriel Conde y amiga en el supuesto prostíbulo “Mix” de Cancún

Y agregó, “en ese momento el local no tenía habilitación pero sí había chicas. Macri sabía a qué se dedicaba”.

El hombre sentado a la derecha del entonces jefe de Gobierno es nada menos que Gabriel Conde, procesado y prófugo de la justicia por regentear a fines de la década del \’90 el prostíbulo “Shampoo” donde explotaban mujeres traficadas de Brasil y República Dominicana”, según consta en la causa.

Conde es hijo de Luis Conde, quien fundó “Shampoo” y fue vicepresidente de Boca en la gestión del propio Macri. En la foto también aparece Susana Milano, una representante argentina de marcas de perfumes de habitual diálogo con las revistas.

Sin embargo, las fuentes macristas también se preguntaron “quien iría a un prostíbulo con su esposa” para contextualizar la foto que circuló en aquel momento.

Expectativa

“Espero que se haga justicia. No es un tema político. Si hubiese sabido que mencionando los pagos a la campaña demoraban la causa judicial, no lo hubiera mencionado; porque retrasa la causa y lo que busco es justicia”.

“No tengo orientación política y no me importa. Denuncié a una banda criminal y espero que la justicia se olvide de la política”, sentenció.