Un grupo de jóvenes violó los protocolos de navegación y se hundió la embarcación

El incidente sucedió en Paraná. La capacidad de la nave superaba el 50% de la permitida por protocolo.

Un grupo de jóvenes armó una fiesta clandestina en un barco, rompió todos los protocolos y la embarcación casi se hunde por que excedía largamente su capacidad. La nave superaba el 50 por ciento de lo permitido.

El incidente náutico ocurrió el último sábado en la isla bonita, sobre el río Paraná, cuando la embarcación empezó a hundirse debido a que no soportó el peso.

El barco, de gran porte, quedó cubierto de agua y los jóvenes que se transportaban en ella, lograron empujarla para evitar una tragedia. Minutos después se habilitó el dispositivo de extracción interno.

Sobre este tema, el gerente del Club Náutico, Rubén Cettour, informó a Elonce TV, de Paraná, que el accidente ocurrió porque “las personas que se encontraban en la embarcación, se trasladaron hacia la popa y por el peso empezó a entrar agua en los respiraderos del motor y quedó apoyada en la arena”.

Según relató Cettour, el socio encargado de la embarcación cuando ingresó al club “hizo el despacho con los tripulantes permitidos, que es un 50 por ciento de la capacidad y luego se advirtió que en la salida, había un gran exceso de personas, fue notificado pero el socio hizo caso omiso y continuó con su navegación”.

Y detalló: “Los ocupantes salieron desde el club. El socio desde que ingresa al club acepta las reglamentaciones de la institución y tiene que acatarlas. De ahí en más es responsabilidad del socio, si este realiza alguna falta la comisión directiva tomará las medidas correspondientes”.

“Ahora se va a analizar lo sucedido, y se van a tomar las medidas pertinentes, que luego se harán públicas. El estatuto establece desde amonestaciones, suspensión, hasta expulsión del socio por incumplimiento a las normas de la institución”, manifestó.