Volvió Mirtha Legrand y analizó sus 220 días de aislamiento: “Me sentía presa”

La conductora compartió con el público cómo atravesó estos meses sin salir de su casa.

Mirtha Legrand fue una de las figuras de la televisión que optó por dar un paso al costado de su labor como conductora para resguardarse en su casa en pleno aislamiento y evitar contagiarse de coronavirus.

Pero este sábado 19 de diciembre, la diva deleitó a sus televidentes con un regreso más que esperado a La noche de Mirtha donde compartió con el público cómo fueron estos últimos meses en su vida.

“Yo estuve 220 días sin salir de mi casa. Me sentía como presa. Me ponía detrás del vidrio que tengo y miraba a la gente y contaba los autos”, relató Mirtha.

“Al principio era todo muy placentero quedarse en casa y tener tiempo para ver televisión, leer y comer; después estuve insoportable. Quería salir, pero por protocolo no debía. Yo estoy en zona de riesgo, acá me han hecho una burbuja y está todo esterilizado”, señaló.

Mirtha señaló que no fue nada fácil permanecer tanto tiempo encerrada. Es una persona de riesgo -tiene 93 años- y el miedo se hizo presente. Sin embargo, afortunadamente tomó todos los recaudos para no contagiarse de coronavirus, y sus primeras salidas fueron para ir al oftalmólogo y el dentista., aunque también se dio el gusto de ir a tomar el té a lo de su hija.

“Te desconozco. No sabía que tenías estar virtudes. Es muy complicado hacer este programa. Vos no interrumpís como yo”, exclamó Legrand sorprendida sobre el desempeño de Juana, que lució un vestido fucsia diseñado por Gino Bogani.

Antes de terminar el segundo bloque, recordó a su hermana Goldy. “Su partida fue terrible. Murió de muerte súbita. Ella sabía todo lo que sucedía en la Argentina, todo el mundo la adoraba. No pude despedirla. ¿Te das cuenta? Ahora voy a ir a llevarle unas flores”, concluyó casi entre lágrimas.