“¿Y si aplicamos el “VAR” a los políticos?”

El comentario editorial de Martín Sperati en “Un Día Perfecto”

Martín Sperati / Un Día Perfecto

Vivimos una semana con mucha pasión, desde el punto de vista del deporte. Vamos a tener una final “colosal” entre River y Boca por la Copa Libertadores.

En esta competición tenemos un elemento denominado “VAR” que juega de manera bastante activa. El “VAR” es un conjunto de elementos tecnológicos que buscan asistir al árbitro de campo, con el principal objetivo de traer justicia y no confusión.

Bien podríamos aplicar el “VAR” a la política cuando observamos que se equivocan y perjudican a determinados sectores, sobre todo los más vulnerables.

Señores vamos para atrás, revisemos las medidas, los decretos y establezcamos justicia social en todos los sentidos.

Tenemos un gobierno que recauda impuestos y según su “librito” reparte los recursos de todos para un lado y para el otro, y a veces de manera discrecional, discriminando a algunos sectores por su color político.

Este gobierno tiene pasión recaudatoria. Le tomó el gustito. Es difícil de explicar que 24 horas después de que el propio presidente mirando a los ojos a todo el país, explicó que el problema de argentina eran los impuestos muy altos y al mismo tiempo firmó dos decretazos que los sigue aumentando.

El presupuesto que se votó en la cámara de diputados de la nación es un impuestazo a la clase media muy fuerte. El gobierno les pasa muchos gastos a las provincias, contribuyendo al déficit cero, pero las provincias comenzaron a discutir impuestos por los gastos que nación les pasó.

No se puede convivir amigablemente con impuestos más impuestos. Nadie habla de desarrollo. Todos hablan de ajustes e impuestos: Invivible.

De algún modo la ciudadanía está financiando la campaña de la política.

Pidamos el VAR en esto de lo fácil que era la inflación, en esto de que no vamos a ir al FMI, que los trabajadores no van a pagar impuestos a las ganancias; que vamos a terminar con un dólar a $23 y cuando el presidente dice que los impuestos en argentina son muy altos, pero al otro día te los aumenta.

Pidamos el VAR para aquellos que dijeron alguna vez que en Alemania hay más pobres que argentina, que se puede comer con $6; para aquellos que dijeron que dejaron 6% de pobres, y para aquellos que dijeron que los maestros quieren aumentos por trabajar 4 horas.

Todo el mundo mira al Estado para pedir, y el Estado mira a todo el mundo para cobrar.