miércoles, junio 19, 2024
Interés General

Robaron tres meteoritos de un museo en Chaco

Se llevaron dos piezas de 25 kilos cada una y otra de 18.  En el mercado negro, el gramo de una pieza puede costar 200 dólares

Vista de un meteorito encontrado en Campo del Cielo

Tres meteoritos, dos de 25 kilos y otro de 18, fueron robados del parque provincial Campo del Cielo, próximo al municipio chaqueño de Gancedo, informaron autoridades locales.

“Los meteoritos fueron robados entre las últimas horas del domingo y las primeras de hoy en la sede del parque situado a 13 kilómetros de Gancedo, donde ingresaron tres personas encapuchadas y con armas que sorprendieron y maniataron a la guardaparque que estaba en el lugar”, precisó a Télam Mauro Flores, presidente del Instituto Provincial de Turismo.

El funcionario señaló que también robaron “una motocicleta y un teléfono celular”.

“A la 1.15 de esta madrugada la policía recibió un llamado de la hija del intendente de Gancedo, Zulma Korovaichuk, quien dijo que una vecina le había informado del robo”, agregó.

En la causa, que investiga el fiscal 3 de Charata, dice que “la guardaparque Mariela Tessano dijo a la vecina Lucía Aguirre que había sido asaltada por tres sujetos encapuchados mientras estaba sola en la vivienda que tiene asignada en el parque”.

Valor millonario en el mercado negro

Según estimaciones hechas por las autoridades, el precio de un meteorito en el mercado negro es elevado. Se calcula que el gramo de una pieza puede ascender a los 200 dólares, por lo que si se calcula el peso de lo robado, el botín tiene una gran valor.

Campo del Cielo está postulado a convertirse patrimonio de la humanidad, debido a sus características particulares. Se trata del único predio que cuenta de cráteres múltiples en el planeta, producto del ingreso a la atmósfera de un gran meteorito de hierro, que se desintegró en fragmentos Es por que esto no se trata del primer robo que sufre.

Según consigna Diario Norte, hubo un intento de comercializar la pieza más grande, que pesa cerca de cuatro toneladas, en 1990. Ese año, un hombre santiagueño quiso venderle la pieza por un precio de 200 mil dólares a unos ciudadanos norteamericanos que vinieron desde Arizona. La operación fue interrumpida a tiempo.

En 2015, por ejemplo, la Gendarmería frustró el intento de robo de 215 piezas, en un control a la altura de General Pinedo y que fueron incautadas en un arenero.