Somos Música y un gran concierto de fin de año

El programa, compuesto por ocho orquestas para las infancias de los diferentes barrios de la ciudad, brindará un concierto este domingo 27 de noviembre a las 21. 

Los ocho ensambles del programa municipal Somos Música, junto a su orquesta, se presentarán en un concierto de cierre para compartir con el público lo que han aprendido durante 2022. El repertorio reunirá las obras trabajadas a lo largo de este año, que irán desde música académica universal hasta música popular, pasando por ritmos folklóricos, rock nacional y otros géneros. 

Una vez más, el Anfiteatro será el escenario que reunirá a más de 300 chicos, chicas y adolescentes en un gran concierto de fin de año para todas las familias que forman parte del programa y para el público en general. Cada uno de los ensambles tendrá su momento protagónico, interpretando canciones que han preparado exclusivamente para este evento.

Los ensambles de vientos y percusión de los barrios Yapeyú y Santa Rosa interpretarán “Jingle Bells”, de J. S. Pierpoint; “Sakura, sakura”, una canción japonesa anónima; y enganchados populares santafesinos, con arreglos de Flavio Gilli. Por su parte, en lo que refiere a cuerdas, los ensambles de Las Flores y El Pozo tocarán “Movimiento Perpetuo” y “Alegro”, ambos temas de Shinichi Suzuki. Luego será el turno de los ensambles de Barranquitas y Cabaña Leiva, que realizarán un enganchado de “Vos vieras” y “La comadreja”, de Pedro Aznar y Piñón Fijo, con arreglos de Juan Manuel Bianchi; continuarán con “Canción para bañar la luna”, de María Elena Walsh, con arreglos de Victoria Díaz; y finalizarán su presentación con “Spaghetti del rock” y “Zona de promesas”, ambas canciones con arreglos de Victoria Díaz.

Posteriormente será el turno de los ensambles de cuerdas de Guadalupe y Alto Verde, quienes se encargarán de cambiar de género e interpretar “Coro de los cazadores”, de Carl María Von Weber, con arreglos de Marcos Sahade; y “Carnavalito”, de Viviana Tabusch, con arreglos de Gabriel Wayar de la Quintana.

Por último, se hará presente en el escenario la Orquesta de Cuerdas del Programa Somos Música para interpretar “Bolero”, del ballet “Espada”, de J. Massenet y con arreglos de Jeff Manookian; y el vals del ballet “La bella durmiente”, de P. Tchaikovsky, también con arreglos de Manookian.

Para finalizar el concierto, todos los ensambles junto a la orquesta cerrarán la noche al compás de “In the hall of the mountain King”, de Peer Gynt y Edvarg Grieg, con arreglos de Jeff Manookian y adaptación de Melina Gómez y Leonel Franzoi, para finalizar con “Canción del jardinero”, de María Elena Walsh, con arreglos de Victoria Díaz Geromet.

Políticas de integración

Con presencialidad plena en clases y conciertos, el programa de orquestas para las infancias de la Municipalidad recuperó e incrementó los niveles de participación que tenía antes del inicio de la pandemia. El trabajo sostenido durante los últimos dos años permitió garantizar e incrementar la permanencia de niños y niñas en los diferentes ensambles. 

En relación a esto, la coordinadora de Programas y Organismos Musicales de la secretaría de Educación y Cultura de la Municipalidad, Patricia Hein, destacó que “2020 fue un año muy difícil para las disciplinas artísticas porque la educación musical a través de las pantallas se tornó complicada. Por lo tanto, retomar este año el contacto con las familias que habían quedado desconectadas nos llena de orgullo y alegría, porque nos propusimos aumentar el número de inscriptos y mantener la matrícula y lo hemos logrado satisfactoriamente ya que hoy son más de 300 los niños y las niñas que cierran este ciclo”.

A lo largo de este año, todos los ensambles han tenido la oportunidad de asistir y participar de los conciertos didácticos que brindó la Orquesta Sinfónica Provincial, teniendo de esta forma, la posibilidad de ver de cerca el trabajo de un cuerpo profesional.

Uno de los objetivos del programa es fomentar la integración y el encuentro en distintos espacios del territorio, por ello los diferentes ensambles se prepararon para brindar conciertos didácticos en los 17 Jardines Municipales y en diferentes escuelas primarias. Esas actuaciones comenzaron en mayo y finalizaron en noviembre.

En cuanto a las programaciones, Somos Música logró que sus estudiantes participen, a través de una beca, de festivales como Trombonanza y FeSax. Además, también estuvieron en el evento “Santa Fe en concierto” que reunió a las escuelas de música y los organismos musicales de la ciudad y la provincia en un mismo escenario.

La coordinadora se refirió también “al trabajo que se realizó de manera colaborativa con la Escuela Provincial de Música N° 9901 y con la Escuela de Música del Liceo Municipal “Antonio Fuentes del Arco”. Durante todo el año nos hemos dado una mano mutuamente para que todo funcione de la mejor manera. En un ida y vuelta desinteresado nos prestamos e intercambiamos los instrumentos, como así también los diferentes espacios para ensayar, entre otras cosas”.

“Otro factor importante para destacar es el apoyo que recibimos de distintas instituciones que colaboran con el programa y ayudan a sostener algunos ensambles; una de ellas es la asociación civil Terranza, que acompaña a los ensambles de vientos de los barrios Yapeyú y Santa Rosa, y también la fundación Manos abiertas, que colabora al ensamble de Alto Verde”, finalizó la funcionaria.

Orquestas para las infancias

El programa Somos Música está integrado por ocho ensambles de los barrios Guadalupe, Alto Verde, Barranquitas, Cabaña Leiva, Las Flores, El Pozo, Yapeyú y Santa Rosa de Lima. Sus integrantes tienen entre 7 y 15 años, aproximadamente. 

Este programa, impulsado por la Municipalidad de Santa Fe, tiene como objetivos centrales la educación musical y la integración. Se trata de una propuesta pública y gratuita para niñas, niños y adolescentes, que se desarrolla en estaciones municipales, escuelas, centros de atención familiar, vecinales y una parroquia. 

Se organiza en seis ensambles de cuerdas (violín, viola, violonchelo y contrabajo) que funcionan en Guadalupe, Cabaña Leiva, Barranquitas, Alto Verde, El Pozo y Las Flores, y dos ensambles de vientos (compuestos por flauta traversa, trompeta, clarinete, saxo, trombón, eufonio y percusión), que son de Santa Rosa de Lima y Yapeyú. El programa se fortalece en la articulación con otros espacios y organismos de la secretaría de Educación y Cultura municipal, así como con el trabajo con instituciones, familias y barrios que abrazaron esta política municipal.