Luciani logró lo que nadie en este momento: alinear al Frente de Todos detrás de CFK

Comentario editorial de Martín Sperati.

Estos días estuvimos viendo cómo se desarrollaron los episodios en la causa vialidad. Tuvimos a un fiscal, Diego Luciani, que acusó a CFK como jefa de una organización ilícita.

Obviamente tenemos la causa desde el punto de vista jurídico y podemos, también, aportar a esta discusión las derivaciones de la causa en el plano político.

Luciani logró lo que muy pocos han logrado, que es que el Frente de Todos se una casi en su totalidad.

Con la ponencia casi política, el fiscal le hizo un favor a la coalición gobernante. En principio tapando el ajustazo de Sergio Massa.

Pero si miramos un poco más, logró unificar a distintos espacios que estaban alejados de la doctora. El más contundente es que Alberto haya vuelto a hablar con Cristina. También aparece el movimiento Evita apoyando a Cristina. Juan Grabois. Intendentes peronistas.

Luciani termina organizando al oficialismo que hoy está encolumnado en una sola línea detrás de Cristina Kirchner. El fiscal increíblemente suturó la interna oficialista con una Cristina que en este momento entiende perfectamente como plantarse frente a esta situación y fundamentalmente a administrar el poder.

Veremos si logra salir de esta encerrona sobre la cual ella misma se metió. Primero eligiendo a Alberto Fernández y segundo cuando cerró el acuerdo con Sergio Massa, eligiendo salir de la crisis por la vía del ajuste. En cualquier caso, Luciani ordenó la cosa. Lo que no sabemos es si la justicia, a través de los jueces, va a convalidar todo lo expuesto por Luciani, que en este momento debe pensar: “Ustedes ordénense que yo ya me encargué de que la justicia imparta justicia”.