viernes, abril 19, 2024
Interés GeneralUn Día Perfecto

“Amamos a Aliú antes de conocerlo”

Una pareja argentina logró adoptar a un niño de once meses nacido en Guinea Bissau.  Aliú llegó a sus vidas luego de que intentarán ser padres por medios naturales y tras una larga espera para adoptar un niño en Argentina.

Aliú
La familia Vicenti: Damián, Aliú y Jésica

Jésica Robledo y Damián Vicenti son los padres de Aliú, un bebe de 11 meses que hasta hace un mes vivía en un orfanato de Guinea Bissau (África).

Durante cuatro años, Jésica y Damián esperaron una respuesta del Registro Nacional de adopción. Esa contestación nunca llegó y gracias a la ayuda de un matrimonio amigo que adoptó un niño africano, lograron en sólo 8 meses conseguir la adopción plena de Aliú.

“Hace 10 años que estamos casados y siempre estuvo en nuestro proyecto de familia la posibilidad de adoptar. La oportunidad se dio en Guinea Bissau, un país que está al sur de Senegal, a través de unos amigos que ya adoptaron”, explicó Jésica en diálogo EXCLUSIVO con UN DÍA PERFECTO. Además, aclaró que “se dice que Aliú es el primer bebe africano porque es el que llegó al país con menos edad” pero que, sin embargo, “en Argentina hay aproximadamente 25 niños guinenses”.

El 14 de febrero viajaron al país africano a conocer al pequeño. El viaje duró 72 horas-muchas escalas- y llegaron a destino el 17 de febrero, día en que el niño cumplió once meses.

Amamos a Aliú antes de conocerlo personalmente. El primer momento en que nos vimos los tres fue super especial. Es difícil de describir por la cantidad de sensaciones que se viven en ese momento. Estuvimos 10 días allá. Lo alimentamos, lo bañamos, todo. Y al tercer día cambió su semblante. Empezó a sonreir, a balbucear, dijo ‘papá’ y fue super fuerte,” relató la flamante mamá sobre sus primeros momentos con el niño.

Aliú, nombre de origen árabe que significa ‘valiente’, había sido llevado por su propio padre al orfanato “Casa Emanuel”. “Hay que entender la cultura para no juzgarla. Guinea Bissau es un país muy pobre. No es que abandonan los padres abandonan a sus hijos, sino que los llevan a esos lugares para que tengan una vida mejor. Eso fue lo que le declaró el papá de Aliú frente al juez. Él quería que su hijo tenga la posibilidad de acceder a una buena educación, a la salud, a una alimentación diaria”, concluyó.