viernes, abril 19, 2024
Nacionales

La sesión de Diputados empezó con escándalo por insultos desde las gradas a la oposición

El presidente de la Cámara baja, Martín Menem, tuvo que retirar a un simpatizante del oficialismo que insultó a Miriam Bregman y a otros legisladores

Con redacción de Rosario 3

La sesión de la Cámara de Diputados que trata la ley ómnibus enviada por el presidente Javier Milei empezó con escándalo. Es que varios legisladores de la oposición –dialoguista y no– denunciaron haber sido insultados por un hombre que seguía el debate desde las gradas y reclamaron su retiro como condición para continuar en el recinto. El titular de la Cámara baja, Martín Menem, primero se resistió a ese pedido, pero finalmente ordenó al personal de seguridad que forzara a irse a esta persona con consenso de todos los presidentes de bloque.

El joven Martín Menem mostró su falta de experiencia en el manejo del conflicto, que se desató cuando este hombre insultó a la legisladora del Frente de Izquierda Miriam Bregman.

Fue la propia Bregman la primera en pedir que se retirara a esta persona y acusó al oficialismo de llevar gente para patotear a los diputados opositores.

Cecilia Moreau, de Unión por la Patria, se solidarizó con Bregman y dijo que los insultos de este hombre habían empezado antes. “Tiene por delante una sesión muy larga, donde me animo a decir que un porcentaje importante de la sociedad argentina nos está mirando, estén favor o en contra del proyecto. Esta sesión tiene que desarrollarse en el marco del debate y del respeto, que implica que nos escuchemos, respetemos los acuerdos y que por favor desalojemos las gradas”, sostuvo la legisladora massista.

Para luego agregar: “Si trajeron barras para insultar a los oradores, sean de la expresión política que sean, 40 años de democracia no fueron en vano”. También pidió que saquen los candados de los ascensores. “Son públicos y no podemos limitarnos en nuestros movimientos”, remarcó.