jueves, abril 18, 2024
Nacionales

“No puedo estar preso. Los médicos dicen que me muero”

Luis D’Elía pedía ayer no ir a la cárcel. El piquetero K desnudó su torso para mostrar la cicatriz que tiene en el pecho. “No puedo estar preso”, clamaba por Twitter

Luis D’Elía

Luis D’Elía, había insultado a los jueces y hasta los amenazó con “no tener piedad” con los que hubiera ordenado detener a sus compañeros de ruta del kirchnerismo por las múltiples causas de corrupción. Luis D’Elía, el jueves pasado, no había dudado en amenazar: “Prepárense oligarcas, no les va a alcanzar la Argentina para correr“. 

Pero en la mañana de este lunes, su discurso cambió. Desnudó su torso para mostrar la cicatriz que le quedó por la operación a la que fue sometido hace tres años por un infarto. “Los médicos dicen que no puedo estar preso, que me muero“, afirmó, como sabiendo que su tiempo en libertad, quizás, se estaba terminando.

Luis D’Elía mostró una cicatriz para pedir no ir a la cárcel. Esta semana se define si está en condición de cumplir la condena a prisión por tomar la comisaría. (fuente Twitter)

Desde su micrófono y transmitiendo en vivo por su cuenta de Twitter, Luis D’Elía insistió con sus argumentos: que los jueces de Comodoro Py responden al Gobierno (habla de Comodoro Pro); que hay una conspiración de Estados Unidos para perseguir a la oposición; que los medios de comunicación mienten y que lo que pasó (la toma de la comisaría) no pasó, que fue en realidad, “una protesta“.

“Este tajo largo es de una operación del corazón. Me hicieron tres by pass, tengo un infarto en la base del corazón, que me funciona al 70 por ciento. Además soy insulinodependiente y tomo 10 medicamentos por día. Los médicos dijeron no puede estar preso, se muere preso”, dijo esta mañana.

“Si lo quieren meter preso, en domiciliaria con un radio de 100 kilómetros, para que pueda caminar todas las mañana, que no tenga presiones, porque no es lo mismo estar en un pabellón con 50 presos comunes. A mí me quieren ver muerto“, continuó.

Más allá de que esas lamentaciones se cruzaban con críticas y acusaciones al gobierno de Mauricio Macri y a los medios, sus palabras parecieron la contracara del jueves pasado, cuando, desde el mismo micrófono lanzó fuertes amenazas: “Los jueces que se prestaron a meter presos a los compañeros… ni piedad. Van a ir todos a la cárcel“.

Con la suerte echada, D’Elía por Twitter confirmó lo que ya se veía venir. Admitió que el Tribunal Oral Federal 6 ordenó su arresto inmediato y anticipó que se iba a entregar: “Cristina Presidenta, carajo!”, dijo. Y terminó la transmisión.