jueves, abril 18, 2024
Nacionales

Podrían vender el avión que compró Alberto Fernández por US$25 millones

Está en Aeroparque sin uso pero en los primeros meses del año demandará US$3 millones en mantenimiento. El Presidente no lo usaría en caso de opciones de traslado más económicas.

El Boeing 757-256, más conocido como ARG-01, pasa sus días en Aeroparque sin demasiada actividad. Es el avión presidencial que la gestión de Alberto Fernández compró a cambio de U$S25 millones, pero que por ahora la gestión de Javier Milei no tiene intenciones de usar.

Al foro internacional de Davos el mandatario irá en vuelo de línea y a su posible visita a Roma del próximo 11 de febrero con motivo de entrevistarse con el Papa Francisco también volvería a sacar tickets comerciales. “Por el momento no lo va a usar”, dicen en su entorno. Forma parte del discurso de austeridad del Gobierno de Milei, que en el marco del fuerte ajuste fiscal que propone intenta mostrar pocos lujos.

“El Presidente viaja en un avión de línea. En este viaje a Davos, era la opción más económica. Mientras haya varias opciones siempre se va a elegir por la más económica. Todo lo que implique un ahorro para el Estado siempre va a ser evaluado”, aseguró el vocero presidencial Manuel Adorni en la conferencia de prensa de este viernes.

El Gobierno analiza vender el avión presidencial que compró Alberto Fernández

En este contexto, según pudo saber TN de fuentes oficiales, el Gobierno no descarta poner a la venta el Boeing 757 que llegó al país en mayo del año pasado y que todavía no cumplió ni un año en servicio. La cuestión central es que mientras el avión no se usa, genera gastos. Tan solo este año se tendrá que someter a inspecciones millonarias que requerirán millones de dólares.

La aeronave en cuestión es un Boeing 757-256 construido en el 2000. El Gobierno de Alberto Fernández se lo compró a la empresa C&L Aviatión Group en un total de U$S25 millones, de los que U$S22.000.000 se pagaron en efectivo y se acordó la entrega del viejo Tango 01 como parte de pago. Arribó al país en mayo de 2023 proveniente de los Estados Unidos, en donde se lo sometió a una serie de reparaciones antes de su entrega.

Hay funcionarios en el Gobierno de Milei que lo consideran un avión costoso en cuanto a su mantenimiento y ya recomendaron que se subaste a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Otros pedían prudencia y analizar bien los costos. El que tendrá la palabra final es el presidente Javier Milei o eventualmente la secretaria general de la Presidencia Karina Milei, que tiene bajo su órbita la flota presidencial.

Los gastos en mantenimiento para el avión presidencial en 2024

En 2024 el avión presidencial tiene que someterse a una serie de inspecciones generales para sostener un acorde grado de mantenimiento a sus funciones. Así es como en los primeros seis meses habrá gastos equivalentes a unos U$S 3.000.000 que se componen de la siguiente:

Inspección mayor: U$S2.000.000

Mantenimiento de boeing: U$S100.000

Inspecciones menores: U$S700.000

Otros gastos: entre estos que vuele al menos una vez por semana para mantenerlo operativo (U$S7.000 los 30 minutos).

A estos gastos se le podría sumar una reparación del sistema de Wifi del avión, que presentaba una serie de fallas. Este arreglo podría costar otro millón de dólares. Para realizar la inspección mayor el avión deberá viajar a Estados Unidos o México

El aparato identificado con la matrícula N7575AG tiene capacidad para 39 pasajeros, un dormitorio principal con todas las comodidades, y otros dos dormitorios de visitas que se pueden adaptar como salas de reuniones. El avión puede volar sin escalas hasta Europa o Estados Unidos.

TN contó que el propio gobierno de Alberto Fernández estuvo en dudas a la hora de adquirir la aeronave. De hecho, la operación estuvo al borde de caerse después de que las exautoridades de la Secretaría General quisieran retirar la seña de U$S500 mil que habían depositado ante el temor de las críticas que podría generar la operación.