martes, abril 16, 2024
Nacionales

Qué podría pasar con el salario y el empleo en 2024 tras las modificaciones que pretende el Gobierno

Con la disminución del salario real y una desaceleración de la actividad económica, no se anticipa un aumento significativo del desempleo, pero sí se espera un incremento en la prevalencia de empleos de menor calidad.

La tasa de desempleo disminuyó al 5,7% en el tercer trimestre, descendiendo desde el 6,2%. A pesar de las expectativas de una recesión, se proyecta que el desempleo no experimentará un aumento significativo el próximo año, según un informe de Ecolatina.

El desempleo, reportado por el INDEC, alcanzó mínimos históricos, siendo el más bajo desde 2003. No obstante, se anticipa que en 2024 surgirán desafíos que afectarán el mercado laboral.

En primer lugar, Ecolatina señala que la fuerte pérdida del poder adquisitivo, especialmente en los primeros meses del año, provocará un aumento en la participación en el mercado laboral, ya que más personas buscarán empleo para compensar los ingresos familiares erosionados.

“La fuerte recesión probablemente resultará en pérdida de empleo formal en algunos sectores, especialmente aquellos más dependientes de la demanda interna, como la construcción. Además, sectores más protegidos podrían enfrentar dificultades debido a una apertura comercial”, indica el informe de la consultora.

“Sin embargo, esta potencial masa de desempleados no necesariamente conllevará un aumento sustancial en el desempleo. Incluso en un escenario crítico, se espera que parte de la pérdida de empleo formal migre hacia trabajos informales y por cuenta propia, de menor calidad. Aunque no es deseable, este cambio podría contener el aumento del desempleo, que podría llegar al 8%”, aclara.

A pesar de ello, la amenaza del desempleo y la transición a trabajos de menor calidad pueden tener un impacto significativo en la moderación de las demandas salariales en los próximos meses, lo que podría evitar una espiralización nominal, pero a costa de una mayor recesión y disminución del poder adquisitivo.

En octubre, el Índice de Salarios aumentó un 8,3%, alineándose con la inflación del mismo mes. Sin embargo, en términos interanuales, mientras la inflación fue del 142,7%, la variación salarial fue del 139,1%, resultando en una caída del 1,5% en los salarios reales respecto a octubre de 2022.

Ecolatina asegura que las características principales del mercado laboral no cambiarán con el cambio de gobierno, pronosticando que más personas trabajarán o buscarán empleo para complementar ingresos. Además, prevé que las reformas para flexibilizar el mercado laboral podrían mejorar la formalidad, pero su impacto dependerá del crecimiento económico.

LCG proyecta que en 2023 la oferta laboral se mantendrá en niveles altos debido a la necesidad de los hogares de complementar ingresos, y el escenario de restricciones administrativas impactará negativamente en la inversión y la creación de empleo genuino, sugiriendo un aumento en la tasa de desempleo que podría acercarse al 7% hacia finales del año.