viernes, abril 19, 2024
Provinciales

Una mansión millonaria, influencias y cercanía a la CGT: quién es el sindicalista detenido

El secretario del Sindicato de Portuarios Herme “Vino Caliente” Juárez fue detenido este jueves por lavado de activos en su casa de Rosario. En el megaoperativo secuestraron dinero en efectivo, autos, joyas y hasta municiones.

El secretario general del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos, Herme Juárez, fue detenido en su inmensa vivienda de San Lorenzo en un megaoperativo realizado este jueves por la Policía Federal. “Vino Caliente”, como se lo conoce hace décadas, es considerado el mandamás del gremio portuario.

El patrimonio de su familia también es parte de análisis en la causa que está en manos del juez federal de Campana Adrián González Charvay. Su hermano Iván, también detenido, adquirió 500 hectáreas de campo en Entre Ríos, según indicaron los detectives.

Su hija también está bajo la lupa: sería dueña de un yate, costosas propiedades y vehículos de alta gama que habría adquirido como parte de “una donación” de su padre titular de la Cooperativa de Trabajos Portuarios de San Martín y del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA).

Herme Juarez detenido este jueves

“Vino caliente”

Secretario general del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos (Supa) y presidente de la Cooperativa de Trabajos Portuarios, llamativamente, el hombre de 79 años, interviene en la fijación de tarifas y, a la vez, en la puja de salarios.

Es empresario y sindicalista al mismo tiempo. “Es multimillonario. Los que somos sanlorencinos pasamos frecuentemente por la mansión que tiene. Es la casa más imponente que puede verse en la costanera y eso que en San Lorenzo hay mucho poder adquisitivo a partir del complejo agroexportador”, indicaron vecinos de la zona.

Juárez vive en una mansión ubicada en una zona estratégica frente al río y en inmediaciones del Campo de la Gloria, el lugar más emblemático de la ciudad por su impronta histórica. En ese suelo peleó el general José de San Martín.

La propiedad tiene 17 habitaciones y ocupa media manzana. “Nos decía uno de los agentes federales que no pudieron terminar de recorrerla por su inmensidad”, confió un periodista de la zona que hizo la cobertura.