domingo, junio 23, 2024
OPINIÓNUn Día Perfecto

A partir de la muerte de Lifschitz se reconfigura la política santafesina

Miguel Lifschitz, ex gobernador de Santa Fe.

Por Martín Sperati

A raíz de la inesperada muerte de Miguel Lifschitz, la política santafesina se encuentra en la necesaria reconfiguración de cara a las elecciones venideras.

Por un lado, el socialismo perdió a su padre político con lo que puso en estado de orfandad al partido de la rosa. Será necesario quemar las naves y mandar a los jóvenes a la cancha. Lifschitz era el encargado de conectar el pasado, el presente y el futuro. “Nos miramos y no sabemos a quien responder“, comentó entre lágrimas una fuente socialista. Será necesario el trabajo en equipo y la humildad para abroquelar filas con vistas al futuro.

Por otro lado, la Unión Cívica Radical con la incógnita de ver si se sostiene en el Frente Progresista Cívico y Social o si decide unirse a Juntos por el Cambio, como lo insinuaron meses atrás para darle pelea al oficialismo. En ese sentido, Lifschitz era clave porque el peso de su figura sostenía al radicalismo en el frente.

Juntos por el Cambio buscará aglutinar al radicalismo díscolo para destronar al peronismo e intentará seducir a los que están dentro del Frente Progresista Cívico y Social. Además el partido que fundó Mauricio Macri quiere sumar a sus filas a Amalia Granata, al menos para las elecciones de este año.

Por último, la coalición gobernante: Acá no hay mayores secretos, saben que si no van unidos las chances de seguir gobernando será esquiva. “La muerte de Lifschitz nos dio un alivio“, le confesó un justicialista de peso a este medio, siempre hablando desde el punto de vista de las elecciones, nadie va a sentirse aliviado por el fallecimiento de una persona y menos si esa persona tuvo el andar del ex intendente rosarino.

Veremos como se mueven las fichas. De entrada habrá una fuerte negociación por la presidencia de la Cámara de Diputados.

Esto recién comienza.