domingo, mayo 26, 2024
Editorial de Martín SperatiUn Día Perfecto

Los últimos “cartuchos electorales” de Mauricio y Alberto a una semana de las PASO

Por Martín Sperati

A siete días de las elecciones Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO), los pre candidatos a Presidente de las vertientes que tienen mayor intención de votos pisarán el acelerador antes de la veda electoral.

El lunes posterior a las elecciones se va a observar el mapa de color celeste o amarillo. Según encuestadoras, vaticinan un amplio triunfo del Frente de Todos, si se mira la geografía de todo el país.

Macri tiene margen negativa en el norte y en el sur; y puede dar pelea en la zona de la Mesopotamia, cuyo y la zona centro. Sin embargo, el equipo del Presidente apunta a concentrar la búsqueda de los votos en 5 distritos, ya que se concentra más del 60% del padrón electoral.

Mauricio Macri llama al electorado a ir a votar.

El Ingeniero buscará la reelección, pero la tiene difícil en Misiones, San Juan, Catamarca, Santiago del Estero, Formosa, Chubut, Río Negro, Tierra del Fuego y La Pampa.

En tanto, ven con mucho optimismo la ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Jujuy, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, San Luis y Neuquén; Provincias en las que el macrismo hace pie y se siente cómodo.

Un distrito complejo para el espacio amarillo es Santa Fe, cuya pelea será voto a voto, con una tendencia de mejora en el último tiempo. En tanto, las divisiones del peronismo les puede dar un empuje importante en Salta, Chaco y La Rioja.

Números opuestos

El equipo de Alberto, remarca que los números que manejan son opuestos a los de las encuestadoras más conocidas. Según un sondeo de los gobernadores peronistas, los números les dan bien.

El Frente de Todos entiende que en Entre Ríos hay un gran apoyo del gobernador Gustavo Bordet y eso los posiciona, a pesar de que saben que la provincia entrerriana no mueve el amperímetro.

Alberto Fernández junto al gobernador electo, Omar Perotti

En Jujuy y Mendoza hay dudas sobre la performance de la fórmula que encabeza Alberto Fernández, sobre todo porque se quejan del aparato de Gerardo Morales.

En Río Negro, Misiones y Buenos Aires hay optimismo. Sobre la Provincia de Santa Fe, creen que cuanto más se peguen al gobernador electo, Omar Perotti, más chances tienen para cosechar el voto santafesino. De hecho, el equipo de campaña decidió cerrar los actos proselitistas en la ciudad de Rosario.

La estrategia será una foto con todos los gobernadores peronistas para “sumar fuerzas” y la firma de un compromiso que incluye cinco puntos.

Para el gobierno es clave la participación del votante en las PASO. Saben que los que votarán a Alberto son más “duros” y que una parte del electorado macrista está menos convencido. Además, fustiga porque tiene que ir a votar dos veces.

Queda solo una semana para “gastar los últimos cartuchos”. En 8 días se sabrá como queda conformado el mapa de cara al partido decisivo, que son las elecciones generales.