Diputados aprobó subas importantes en impuestos a bancos y cerealeras

Con disidencias de un sector del radicalismo y del bloque Cambiemos avanza el régimen que establece subas de impuestos a las grandes empresas y bancos para transferirlos a subsidiar el transporte en la provincia.

Cámara de Diputados Santa Fe / Foto prensa Diputados

La cámara de Diputados de Santa Fe otorgó media sanción a un proyecto de ley que establece cobrar más impuestos al sector cerealero y bancario a los efectos de transferirlos, por medio de coparticipación, con el fin de subsidiar el transporte de pasajeros, tanto urbano como de media y larga distancia.

“En los últimos tiempos se han adoptado una serie de medidas a nivel nacional que tienen un impacto directo en la provincia de Santa Fe: La eliminación del Fondo Sojero y lo vinculado al transporte urbano de pasajeros en los subsidios que se habían dispuesto por presupuesto”, remarcó el miembro informante Rubén Galassi

El proyecto de ley establece la generación de recursos, mediante el cobro de más impuestos a las empresas de las denominadas grandes y al sector bancario para transferir a comunas y municipios, lo cual compensaría, en parte, la quita que estableció el gobierno nacional a través de el Fondo Sojero y el Subsidio al transporte.

El incremento será del 2 al 2.5% de la alícuota diferencial en los ingresos brutos. Antes la alícuota era del 0.25%.

Toda empresa que facture hasta 289 millones de pesos anuales quedan exentas de estas medidas. “La medida está direccionada a grandes empresas cerealeras de Santa Fe que se vieron beneficiadas por la desvarolización de la moneda”, consignó Galassi.

Con respecto a la actividad bancaria, los impuestos en concepto de sellos, pasarían del 5 al 10%. “El criterio de distribución será de un 60% al transporte urbano e interurbano y el 40% restante de manera directa al transporte metropolitano de las grandes ciudades”, aclaró el Diputado Socialista.

Además, la ley establece que se le impondrán a las grandes empresas y al sector bancario un impuesto del 300% en concepto de impuesto inmobiliario.

“Entendemos, más que nunca, que hay que fomentar el uso del transporte público por todos los beneficios ambientales y económicos que tiene”

Galassi indicó, en otro tramo, que pretenden recaudar 900 millones de pesos en 2019 para destinarlos al fondo común de transporte y a comunas y municipios en concepto de coparticipación.

“Lo hacemos para atemperar la realidad social. Este es el sentido de la reforma tributaria parcial que votamos”, culminó Galassi