domingo, junio 23, 2024
Un Día Perfecto

Trabaja en la morgue, cuenta la cantidad de cuerpos que procesa, su historia de vida y los mitos paranormales

Walter Asensio es técnico en evisceración y contó en Un día Perfecto en qué consiste su trabajo, sus preocupaciones y la foto que se volvió viral en la que repudió las declaraciones del presidente, Alberto Fernández.

Walter Rodrigo Asensio (34) trabaja como coordinador del sector morgue en un importante hospital de la Ciudad de Buenos Aires y como eviscerador en una institución médica privada. Nació en Laferrere, su vida no fue simple. A base de mucha perseverancia, sacrificio y fuerza de voluntad, pudo convertirse en el primer integrante de su familia que terminó el secundario y que estudia una carrera universitaria.

“Mi función como técnico en evisceración es hacer las autopsias (clínicas), mientras que en la morgue coordino todos los pasos que van desde que una persona muere, hasta que su cuerpo es retirado para su destino final”, contó en diálogo con el programa Un día Perfecto de Radio SOL 91.5.

Walter explicó que la duración de su trabajo con cada cuerpo es variable, pero que en promedio es de 15 minutos. Además, se encarga de acondicionarlos para que sea lo más digno su reconocimiento por parte de los familiares. Hoy, a consecuencia de la pandemia, lo que hace es sacar fotos al cadáver para luego mostrarlas a los familiares al momento del reconocimiento, aunque aclara que “siempre que haya fallecido por covid“.

“En 2020, el pico en la morgue fue en julio: en un solo fin de semana tuve 15 óbitos. Después, ese número bajó y se mantuvo constante hasta noviembre. Desde el mes pasado, recibo entre 3 y 4 fallecidos diarios por COVID-19, de edades más jóvenes que el año pasado”, relató.

“El año pasado, estuve colaborando en un hospital de campaña donde vi gente joven internada con neumonía, pero no llegaban a morir. La gente joven no moría, ahora sí“, agregó.

Consultado sobre la manera de separar su profesión de su vida personal contó que “nada lo impresiona” y conmueve porque es parte de su trabajo, sin embargo confiesa que quedó profundamente conmovido cuando -inesperadamente- le tocó procesar el cuerpo de un compañero de trabajo, que no sabía que había fallecido.

Pude hacerlo porque conseguí dominar mi cabeza pero, después de mi jornada laboral, sentía que no podía estar solo”, contó apenado.

Las palabras del presidente Alberto Fernández diciendo que el sistema de salud “se había relajado” no le cayeron nada bien. Walter dejó en claro su desacuerdo republicando en sus redes sociales una vieja fotografía, donde mostraba cómo quedaba su rostro lleno de marcas luego de quitarse la protección al final de su larga jornada de trabajo. La imagen se hizo viral y fue publicada en numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales.

“Esa foto me la saqué el año pasado, un día que tuve mucho trabajo en la sala del hospital de campaña -donde estaba dando una mano- y en la morgue del hospital. El traje de la morgue es más ajustado que el de la sala, porque tiene que cerrar bien por la aerosolización que generan los cadáveres”.

Cuando me saqué la protección y me tomé la foto, tenía las marcas del día y hasta me dolía la cara. La subí el año pasado y luego de escuchar al presidente la volví a publicar sin pensar en la repercusión que iba a tener”, contó.

Consultado sobre la decisión del presidente de ofrecerles un bono, Walter sostuvo: “Me parece una humillación. Es como que te doy dinero para que se dejen de hablar cuando nos había insultado”.

En otro tramo de la entrevista contó que adoptó una gata que estaba en un hospital de campaña en la que le tocó trabajar. Su fiel compañera que lo espera en casa luego de cada dura jornada de trabajo. “Adopté a una gata que alternaba entre la sala en la que estaban los pacientes y la de los médicos. Me la llevé a casa y le mantuve el nombre con el que la habían bautizado: COVID”, indicó.

Mitos, curiosidades y dudas sobre la muerte, sobre el proceso de descomposición de los cadáveres, sobre las primeras horas de un óbito… Todo ese halo de misterio se genera siempre alrededor de las morgues y, sobre todo, de los profesionales que trabajan en ellas.

¿Viste algo fuera de lo común?

“Si claro, a veces estoy en la morgue y las cosas se mueven. Una vez el personal de una cochería trató mal a un familiar, intervine enojado y cuando se fueron estaba solo con el cadáver, de repente se movió el cesto de basura que estaba al lado mío y se fue contra la pared. Nadie lo movió. Era como si el óbito me estaba agradeciendo. De nada, dije y seguí trabajando”.

“Soy agnóstico: creo en el ser humano y no puedo negar que hay una deidad, pero no soy creyente”.

También contó que una vez entraba a la morgue a la madrugada y como conoce perfectamente su lugar de trabajo no encendió la luz: “No tengo miedo, voy con la luz apagada. Un día me dijeron que en el video (de las cámaras de seguridad) se escuchaba ¡No,no! y lo puse en Instagram, era una voz femenina”, finalizó Asensio.

2 thoughts on “Trabaja en la morgue, cuenta la cantidad de cuerpos que procesa, su historia de vida y los mitos paranormales

Comments are closed.