El balance de Omar Perotti

Omar Perotti en Casa de Gobierno haciendo un balance frente a periodistas.

El gobernador, Omar Perotti le contó a un grupo de periodistas en qué anda su gestión. Casi como un profe de escuela universitaria, se paró frente a todas y todos los alumnos y comenzó a detallar el balance de un año difícil, pero con buenas perspectivas.

Habló más de una hora. Lo hizo de manera pausada y explicativa. Su objetivo fue rendir cuentas a las y los presentes para que estos lo puedan trasladar a la ciudadanía, con matices y críticas.

Con una capacidad explicativa digna de un orfebre, Perotti repasó los ejes que más dividendos le trajeron. Habló de Billetera Santa Fe, un programa virtuoso que no solo dinamizó la economía, sino que le permitió a los negocios blanquear las transacciones, aspecto no menor para comenzar a salir de la informalidad, un problema crónico en la república argentina.

También soslayó la importancia de las exportaciones cárnicas en el ámbito de la provincia, contando el elevado nivel de comercialización que se dio en todo el 2021. “No es cierto que el cepo nacional hizo que disminuyeran las operaciones al exterior”, explicó.

Más adelante habló de la capacidad productiva de la provincia de Santa Fe. Con créditos disponibles para las pymes y las industrias. Contó que Santa Fe fue la provincia que generó más puestos de trabajo.

En lo que refiere a conectividad, habló sobre el proceso de cambios que se vienen para garantizar que el conjunto de santafesinos puedan acceder a una red óptima. “Esto va a permitir conectar a los pueblos y ciudades”, comentó.

Las cuentas de la provincia están ordenadas. ¿Quién no tiene un plazo fijo? El que puede claro, y la provincia puede. Ahí apareció una mueca pícara de un contador que de esto sabe y mucho. El tema es que una cosa es administrar una empresa y otra, muy distinta, administrar una provincia.

Sin embargo, el rafaelino sostuvo que ese proceso le va a permitir a Santa Fe gozar de tranquilidad para crecer desde el punto de vista económico y productivo.

En temas de educación, sostuvo que quiere una provincia con un sistema robusto. Se refirió al boleto educativo gratuito como elemento igualador. En materia de seguridad contó que adquirió camionetas y motos para dotar a la fuerza de seguridad de herramientas.

Sobre estos dos puntos omitió decir que la educación es una materia pendiente. Es cierto que hay un esquema muy interesante que postula Adriana Cantero, pero requiere más apoyo de parte del gobernador.

En términos de inseguridad no se le escuchó una sola mención. Casi como que pasó de largo ese tema. Quizás quedan rezabios de aquella campaña: Paz y Orden y todavía no se aventura a prometer nada. El hombre aprendió.

Sobre el espionaje ilegal no dijo una palabra. Tampoco sobre Marcelo Saín. Menos sobre política y fue muy loable con la oposición: en ningún momento habló mal de los que hoy están en la vereda de enfrente.

En varios tramos de su ponencia se refirió a la crítica periodística desde el punto de vista de la buena madera. “Pueden criticar la gestión, claro que si, es más nos fortalece. Lo que no puede pasar es que esa crítica sea infundada”, fueron alguna de las palabras que soltó mirando a la cara a cada uno de los presentes.

Perotti tuvo un año con mucha dificultad para gobernar desde el punto de vista político. Se lo vio solo y en algunos marcos se lo ve solo. Quizás, ahora, con el reacomodamiento de su gabinete, veamos a un mandatario mejor acompañado.

De los errores se aprende. Este año va a ser clave para lograr encaminar los objetivos. Si hay algo claro es que Perotti tiene planes y sueños. Que muchas veces se cierra en su terquedad y que no permite ayuda, es cierto. Pero horizonte hay.

Una provincia productiva, con fuerte impronta exportadora y con solvencia en las cuentas fiscales.

Eso, al menos, es lo que mostró hasta el momento. La historia lo juzgara.

One thought on “El balance de Omar Perotti

Comments are closed.